CLIMA
Rosario
miércoles 18
Estado clima
| 24°

Soleado

jueves 19
Estado clima
10° | 18°

Nubosidad variable

viernes 20
Estado clima
| 19°

Nublado parcial

Insumos

Con mirada de largo plazo y foco en la calidad, KWS inauguró una planta modelo en Pergamino

"Vinimos a la Argentina para quedarnos", destacó el CEO de KWS Group durante la inauguración de la planta "Manuel Ocampo".

Por Nicolás Degano | Agrofy News

  • mirada largo plazo y foco calidad kws inauguro planta modelo pergamino
    KWS se expande en Argentina con la inauguración de la Planta de Procesamiento de Semillas de Maíz "Manuel Ocampo".

KWS, una empresa con más de 160 años de historia comenzó a escribir la propia en Argentina con la puesta en marcha de una planta modelo en Manuel Ocampo, Pergamino.

El semillero que nació en 1856 en Alemania llegó en 2005 a la Argentina y en 2010 compró la planta que renovó por completo y que fue inaugurada ayer, cumpliendo así con un objetivo estratégico.

Contar con esta nueva planta "significa alcanzar los más altos estándares mundiales en cuidado de la semilla", comentó en diálogo con Agrofy News el Ing. Federico Larrosa, coordinador de marketing de KWS Argentina. "La calidad de semilla está en la visión de KWS", agregó.

Larrosa explicó que el objetivo es ser un socio confiable de los productores con la siguiente combinación: un gran conocimiento agronómico depositado en semillas de gran calidad y performance.

Ver también: Cuál será el rol del agrónomo en el futuro cercano

Tecnología para cuidar la semilla

La planta "Manuel Ocampo" de KWS tiene tecnología de punta a nivel internacional, destinada exclusivamente al cuidado de la semilla durante todo el proceso.

La nueva planta tiene una capacidad de procesamiento de 700 mil bolsas al año, permitiendo duplicar la capacidad del semillero en la Argentina.

A modo de ejemplo, cuenta con sensores que permiten ver si algún grano tiene un color extraño y el mismo sistema la expulsa del proceso. O si pasa un pedazo de marlo que tiene el mismo tamaño que la semilla el proceso lo elimina dado que detecta una densidad distinta a la de un grano de maíz.

También tiene en cuenta el tratamiento de la semilla con terápicos y otorga una temperatura justa en el proceso previo al embolsado. Además, la tecnología de la planta permite que los granos no reciban ningún golpe que pueda dañar la calidad, llegando así en óptimas condiciones a un momento clave como la siembra.

Larrosa destaca el logro y la importancia de contar con esta planta ejemplificando: "Podes tener el mejor producto, pero sin un packaging adecuado llega a tu casa en mal estado. El objetivo es ofrecer una excelente genética con un foco importante en la calidad. Es hacer el packaging perfecto y cuidar lo más importante que tenemos, que es la genética".

En este sentido, el Ing de KWS destaca que el próximo objetivo es "ser reconocidos como la empresa que da el mejor servicio técnico".

Ver también: Los 8 maíces de KWS con mayor potencial de rendimiento

Punto de partida para 2028

Si bien la puesta en marcha de la planta de procesamiento "Manuel Ocampo" es un importante logro para KWS Argentina, también es el punto de partida de un objetivo aún mayor.

En la inauguración estuvo presente el CEO de KWS Group, Hagen Duenbostel, y dejó una frase que tiene mucho trabajo por detrás: "Vinimos a la Argentina para quedarnos".

El proyecto que se presentó ayer demandó una inversión de 12 millones de Euros y hay 9 millones planificados para continuar con la expansión en la Argentina.

Es por ello que la nueva planta "es la base para seguir creciendo", destaca Larrosa. Además, "es demostrar que se pueden lograr objetivos de largo plazo, cuando se planifica y hay un equipo que trabaja en consecuencia".

Los vaivenes del país "son una realidad que nos toca y que debemos superar para cumplir con nuestro objetivo". Es el objetivo, y también la responsabilidad, de aportar tecnología para producir alimentos en un mundo que demanda cada vez más. "Argentina tiene una potencialidad que trasciende a todos los problemas que tengamos. El campo va a ser importante siempre por el rol social que tiene, tanto local como internacional. Es lo que el mundo está viendo y demanda de nosotros", destaca Larrosa.

El Ing. destaca que más allá del crecimiento, KWS nunca va a cambiar la esencia del trabajo de "empresa familiar", con una visión a largo plazo.

El semillero busca ser uno de los líderes del mercado para 2028, y es por ello que con la planta de Manuel Ocampo duplicó su capacidad de procesamiento y sentó las bases para seguir creciendo.

¡OPINÁ SOBRE ESTA NOTA!

Comentar en foro