Productores pierden hasta un 10% de rendimiento por no inocular la soja

El INTA 9 de Julio realizó ensayos que arrojan que la falta de esta práctica repercute en el rinde final. Además, se desconoce el motivo de los productores que deciden no realizar esta práctica.

Por
31deOctubrede2019a las10:03

La soja es un cultivo dependiente del nitrógeno, por lo que a mayor cantidad de nitrógeno en la biomasa, mayor será su rendimiento. Por este motivo muchos productores adicionan microorganismos al cultivo, esta práctica se la conoce como coinaculación o inoculación.

Según los datos recabados por el INTA 9 de Julio, esta práctica permite un incremento del 5 a 10% del rendimiento. Pero a pesar de este beneficio, muchos productores se rehúsan a realizar este proceso. 

Desde la Estación Experimental, señalaron que no se conoce el motivo que lleva al productor a tomar esta decisión. A pesar de esto, se estima que la presencia de nódulos en las raíces de la soja (en lotes con historia sojera sin inocular en la temporada), sea suficiente para que el productor piense que la fijación de nitrógeno esté asegurada. 

Otra posible razón radica en el trabajo extra que representa hacer una correcta inoculación, situación difícil de entender , con la amplia gama de equipos y alternativas que se dispone en día para llevar adelante este proceso.  “Muchas veces los productores reaccionan cuando se cuantifica económicamente el beneficio que representa obtener 5 a 10 % más de soja”, señalaron desde la estación.

“Difícilmente otra tecnología de insumo alcance a superar el retorno que tiene la inoculación, cuando se analiza cada peso que se invirtió y que retorno tuvo el mismo”, señalaron desde el INTA. Para reafirmar este aumento en el rendimiento, se realizó un ensayo a campo. En esta prueba se llevaron a cabo cinco tratamientos en donde todos reflejaron incrementos en los rindes acordes a los estimado.

Para analizar el ensayo a campo ver el informe. 

Temas en esta nota