STOP evitó que mil camiones esperen a diario en la ruta sin turno para descargar

El Ministerio de Transporte realizó un balance del sistema que se implementó en 2018 y opera en 35 terminales. La reducción del tiempo de espera y agilización de operaciones permitió la reducción de costos.

Por
20deNoviembrede2019a las15:03

En noviembre de 2018 el Ministerio de Transporte implementó el sistema STOP que llegó como una solución a las largas colas de camiones. Con aplicación en los puerto de Buenos Aires y el Gran Rosario, el sistema opera en 35 terminales.

Según los datos oficiales, antes de STOP llegaban mil camiones al Gran Rosario sin turno por día y formaban filas de 20 kilómetros sobre las calzadas.

Los actores que participan de STOP señalaron que el balance fue positivo y mostraron su interés en continuar con el sistema. Además, mostraron predisposición por ir hacia una mayor eficiencia en la logística.

STOP llegó como una herramienta que buscaba disminuir los costos logísticos e incrementar la rentabilidad en época de cosecha. Desde el ministerio destacaron que el sistema ordena a descarga, disminuye costos logísticos, brinda mayor seguridad e incrementa la rentabilidad en época de cosecha. 

El gran número de caminos sin turnos generaba inconvenientes en el normal desarrollo del tránsito. Según los datos oficiales, en tan solo un años de vigencia, casi tres millones de camiones utilizaron el sistema. 

STOP en números

  • 85 millones de toneladas fueron descargadas en puerto y controladas por STOP.
  • 71.000 camiones fueron utilizados en el transporte de mercadería de la campaña 18/19.
  • STOP se utiliza en 35 terminales.
  • 3 millones de camiones descargaron a través del sistema de turnos.
  • Se evitó que llegaran sin turno a los puertos entre un 15 % y un 20 % de camiones; casi 1000 camiones diarios en época de cosecha.

Desde el ministerio detallaron que el sistema asegura que los centros de descarga otorguen turnos acorde a su capacidad y disponibilidad. De esta manera el titular de la mercadería solicita a la terminal el turno de espera para poder descargar en el puerto y la terminal carga los datos del pedido a una base online que es verificada por AFIP antes de otorgar el Código de Trazabilidad de Granos (CTG). 

Por su parte, AFIP no otorga CTGs hasta no verificar que exista el turno de descarga asignado lo que impide el envío de camiones sin turno a las terminales portuarias y que se produzcan largas filas de espera.

Temas en esta nota

Cargando...