Hay una gran expectativa por lo que indica el pronóstico del clima para el domingo

La expectativa está puesta en las precipitaciones que pueden llegar con el próximo sistema frontal a partir del domingo.

Por
En la foto de satélite se observa la línea de nubosidad que define la posición del sistema frontal.

En la foto de satélite se observa la línea de nubosidad que define la posición del sistema frontal.

22deNoviembrede2019a las07:50

La jornada de ayer presentó precipitaciones en vastos sectores de la región pampeana, las cuales por recurrencia lograron sumar en algunos sectores un volumen satisfactorio, más que nada en zonas castigadas del sur de Buenos Aires. También ha llovido en Córdoba y zonas del centro de Santa Fe, con tormentas que se desplegaron luego sobre el noreste de Buenos Aires.

Tras el pasaje frontal, el tiempo mejora sobre el sudoeste de la región pampeana, pero favorablemente no se ha concretado un cambio significativo de la masa de aire a pesar de que sí se observa un descenso importante en las temperaturas.

En la foto de satélite se observa la línea de nubosidad que define la posición del sistema frontal. El mismo todavía tiene capacidad de generar algunas precipitaciones débiles y tal como se observa sobre La Rioja, en otras áreas del sur del NOA pueden desarrollarse tormentas de escala reducida.

Algo similar se puede reconocer sobre el sudeste correntino, comportamiento que ya comienza a insinuarse en las vecindades de Uruguay. Más allá de las lluvias que puedan concretarse desde el sur del NOA hacia las provincias del centro y Uruguay durante el resto del día, hay una gran expectativa puesta en las precipitaciones que pueden llegar con el próximo sistema frontal a partir del domingo.

Para áreas del sudoeste de Buenos Aires, las mismas son vitales para consolidar una muy incipiente salida de la seca y definir posibilidades para iniciar, no sin riesgo, algo de la gruesa.

Para zonas del centro del país, la zona núcleo incluida, el agua es necesaria para fortalecer el paso del maíz y afianzar la emergencia de la soja. Son sistemas que deberían tener una oferta de agua más homogénea, al menos mostrar un piso más alto en los milimetrajes y con una cobertura menos dispar.

Temas en esta nota