Banda Agraria: música autóctona con objetos reciclados del campo

Un producto auténtico y regional del sudoeste de Córdoba con una necesidad de identidad cultural y de “mostrar lo nuestro”.

Por
02deEnerode2020a las07:42

Yo no le tengo miedo… al Chupacabra,

Yo no le tengo miedo…al Chupacabra, 

Pero si un día me chapa,

Con la luz mala,

Voy a echarle los perros, 

Pa´ que se vaya

Voy a echarle los perros, 

Pa´ que se vaya

Yo no le tengo miedo… al Chupacabra

Así, dice La Milonga del Chupacabra, uno de los hits de la Banda Agraria,una agrupaciónque nació a mediados de 2016 de la mano de Hilario Baggini. “Después de estar casi 17 años viviendo de la música en Europa y realizando una media de 170 conciertos anuales con artistas de diferentes partes del mundo, que me transmitieron sus culturas, a través de sonidos, creencias, olores, colores y costumbres, surge la oportunidad de formar un proyecto aún más autóctono, contó Baggini a Agrofy News

Al regresar a Alcira Gigena, una localidad situada al sudoeste de Córdoba, su pueblo natal, Baggini, hijo de padres de campo, se encontró con diferentes realidades que lo inquietaron. En este sentido, señaló: “Me di cuenta que estamos en una zona donde nada nos pertenece, la zamba, la chacarera, la tonada, las coplas, bailecitos, el tango, y agregó: “En fin: somos hijos de gringos mezclados con comechingones”. Para ejemplificar la situación, recordó que en 1994 en el Festival Nacional de Folklore de Cosquín ganaron haciendo música andina, y ninguno del grupo conocía Los Andes. 

A partir de esta inquietud por la necesidad de identidad cultural, Baggini define el estilo de la BA como “Música Ancestral Gigeniana”. Inspirado en Stomp, número uno de artistas callejeros de reciclados, y que había tenido la posibilidad de ver en Europa, contó: “Un día en el campo, me puse a golpear la trompa del tractor y dije: ¡Qué bien suena!. Así nace la banda, un producto regional al 100%, apuntando a la inclusión, uniendo chicos de todos los pueblos, y hablando de lo nuestro”. Se identifica con el molino, sinónimo de fuente de vida. 

Entre carneadas y trompas de tractor

Las letras de la BA no hablan de zupay, pachamama, acullico, Montmartre, viñedos, sino de “la carneada”, “la yerra”, “las curanderas”, “el alambrador”, “la Luz Mala”, “elChupacabras”, entre otras tradiciones y objetos característicos de la región. 

Milonga del Chupacabra, Cachetada de los Mugrientos, El Piamontés Cordobés, Al Chori Chori, son algunos de los temas de la BA. “Siempre adaptándome, y combatiendo constantemente en cada letra”, dijo Baggini, el compositor oficial. 

Según contó el músico gigenense, desde 2016 hasta la actualidad los integrantes de la BA fueron cambiando. De los originales quedan cuatro y después se fueron sumando chicos y chicas de la zona. “Son todos polinstrumentistas”, así los definió. Hoy,  la BA está formada por pibes, adolescentes y adultos de once pueblos y ciudades: Alcira Gigena, Adelia María, Alpa Corral, Berrotarán, Coronel Baigorria, Del Campillo, General Cabrera, y Río Cuarto. 

Uno de las particularidades de la BA, y que la hace auténtica es que le ponen ritmo a sus letras con objetos reciclados de la vida rural.

Panderetas grandes hechas con los comederos de chanchos y con latas de arvejas; el tom de la batería realizada con un flotante de bebedero; también usan filtros, herraduras, marca fuegos, bidones, huesos de caballos, elementos que van encontrando con un potencial musical. No obstante, también tocan instrumentos “verdaderos” como el violín, acordeón, trompeta, entre otros. "Hay mucho por crear, el chancletófano, es un diseño nuestro tipo saxo, y bien rústico. No lo hemos visto en ningún lado, y es la identidad fuerte de la banda”, dijo Baggini con mucho orgullo. 

Una banda con compromiso social

Además de musicalizar, la banda tiene por objetivo educar e incluir. En este sentido, se refirió a “Cachetada a los Mugrientos”. “Se trata de un proyecto que tiene el propósito de limpiar las calles que circundan nuestro pueblo, en donde ya llevamos recolectados 10 camiones de basura arrojada por los mismos ciudadanos. Nuestro objetivo es lograr que los niños eduquen a los grandes sobre cómo se deben comportar con la basura día a día”, explicó Baggini. 

Por último, a partir de la belleza que regalan los alrededores, más precisamente el entorno agreste de las sierras, nació el proyecto “Respirando Alrededores - Caminatas Musicales”. “Son recorridos por distintos paisajes que ofrece la naturaleza autóctona de la provincia, y que muchas veces queda relegada. Viene gente de todos lados, ya realicé 18 ediciones, y la idea es darle espacio a los lugares bonitos de acá”, destacó. 

Temas en esta nota