Chaco declaró la emergencia hídrica y el pronóstico no es alentador

El gobernador Jorge Capitanich decretó este estado ante las importantes lluvias y anegamientos en zonas rurales y diversas localidades. Además, se dispuso de un plan de contingencia.

Por
Jorge Capitanich recorriendo las zonas anegadas.

Jorge Capitanich recorriendo las zonas anegadas.

18deFebrerode2020a las07:34

Chaco decretó la emergencia hídrica luego de que importantes lluvias se hagan presentes en la provincia. Diferentes localidades se encuentran anegadas y desde el Servicio Meteorológico Nacional señalaron que continúan las alertas por nuevas precipitaciones. 

El gobernador Jorge Capitanich tomó la determinación de decretar este estado debido a las zonas más afectadas del sudoeste chaqueño. “El sudoeste está en una situación compleja debido a las copiosas lluvias; estamos llevando asistencia integral a las familias damnificadas con la intervención de todos los organismos del Estado”, informó el mandatario.

Desde la Guía Estratégica para el Agro señalaron que desde el viernes pasado, las lluvias dejaron más de 150 milímetros en la tercera parte de Chaco. “Rutas cortadas y excesos, que siguen a día de hoy, ponen en riesgo la concreción de una cosecha que se estimaba cercana a 1,5 Mt de soja”, aseguraron.

El estado se declaró el viernes por la noche y por 30 días. En este sentido, desde la provincia enviaron personal para agilizar los trabajos de defensas, desagües y revisión de equipos de bombeos en diferentes localidades. Además, en esta área se realizan asistencia alimentaria y sanitaria.

Por su parte, el SMN emitió un alerta este martes para  Chaco, Corrientes, este de Formosa, sur de Misiones, norte de Santa Fe, Santiago del Estero y Tucumán. Se espera que se desarrollen lluvias y tormentas de variada intensidad. Algunas de estas tormentas podrían ser fuertes o severas, estando acompañadas de fuerte actividad eléctrica, abundante caída de agua en cortos períodos, intensas ráfagas y caída de granizo. 

En lo que respecta a la zona rural, el gobernador detalló: “Son nueve las localidades más afectadas, con lluvias que han superado, en algunos casos, los 400 milímetros. Debido a ello tenemos 200 personas evacuadas”. Desde la provincia confirmaron que son 35 mil los damnificados con distintos niveles de afectación.

En diversas zonas rurales hay lugares con un alto nivel de anegamiento, donde se asiste mediante el Ejército Argentino con tractores y camiones unimog. Además, se solicitó al ejército y gendarmería helicópteros para brindar asistencia sanitaria en las zonas de difícil acceso. “Las contingencias del tiempo son impredecibles; estamos actuando ante la urgencia y planificando acciones a futuro para minimizar el impacto de estos fenómenos climáticos”, destacó Capitanich.

Impacto en la campaña 19/20

“Es imposible recorrer los campos, el agua sobrepasa las rutas. La ruta 89, que une Gancedo con Quimilí hacia Santiago del Estero y Charata hacia el este, sigue aún con agua a pesar de que pasaron tres días de las lluvias. Se está recorriendo por avión la zona. Si bien está habiendo bastante agua, se está yendo rápido”, comentan los técnicos.

Días atrás, los mismos ingenieros destacaban el muy buen estado de los lotes. Transmitían tranquilidad y las lluvias estaban alcanzado el área productiva sin desmanes.

Además, se preveía un horizonte de rindes altos, tanto en soja como en maíz. De hecho, uno de los puntales para sostener la campaña de soja argentina en 55 Mt tiene mucho que ver con las muy buenas condiciones de Chaco y Santiago del Estero.

 

Desde GEA señalan que los excesos de lluvias traen devuelta la incertidumbre luego de lo que sucedió en la campaña pasada. Por su parte, José Luis Aiello se refirió sobre las lluvias del sur de Brasil.  “Estas lluvias confirman que el actual calentamiento del Atlántico sobre las costas del sur de Brasil tendrá efectos en la cosecha argentina en el norte del país”, aseguraba sobre esta situación

Temas en esta nota