Argentina se retiró de las negociaciones externas del Mercosur

El punto central de las diferencias con el bloque sería el Arancel Externo Común. Críticas de la oposición.

Por
Argentina se retiró de las negociaciones externas del Mercosur
25deAbrilde2020a las09:13

El Gobierno manifestó en un comunicado que Argentina no participará de las negociaciones externas del Mercosur y "dejó en claro que la incertidumbre internacional y la propia situación de nuestra economía aconsejan detener la marcha de esas negociaciones".

Esta comunicación llegó luego de la reunión de coordinadores nacionales mediante una videoconferencia. Paraguay, que actualmente preside el bloque, manifestó: "La República Argentina informó que adoptó esta determinación en atención a prioridades de su política económica interna, agravada por la pandemia del COVID-19, e indicó que no será obstáculo para que los demás Estados Partes prosigan con los diversos procesos negociadores".

La Presidencia Pro Témpore del Paraguay y los demás Estados Partes del Mercosur "evaluarán las medidas jurídicas, institucionales y operativas más adecuadas en razón de la decisión soberana de la República Argentina de manera a no afectar el proceso de construcción comunitaria del Mercosur y de las negociaciones comerciales en curso".

El Gobierno, a través de Cancillería, informó que en “su política interna la Argentina se previene de los efectos de la pandemia mientras protege las empresas, el empleo y la situación de las familias más humildes”. "Lo hace a diferencia de las posiciones de algunos socios, que plantean una aceleración de las tratativas hacia acuerdos de libre comercio con Corea del Sur, Singapur, Líbano, Canadá y la India, entre otros", destaca la comunicación.

Al mismo tiempo, el Gobierno argentino aclaró que seguirá acompañando la marcha de los acuerdos del Mercosur con la Unión Europea y la EFTA (European Free Trade Agreement).

Esta posición, transmitida a los socios del Mercosur, "no surge de un capricho sino de una visión sobre el modo de fortalecer las relaciones con las naciones del bloque regional: la hermandad no sólo es noble sino potente, y se funda en la reconstrucción del tejido social y productivo de nuestros países".

Desde el Gobierno nacional aclaró que la integración regional es una forma de afrontar la pandemia global y sus consecuencias económicas y sociales: "Es imperiosa en un mundo en el que los organismos internacionales predicen la caída del PBI en los países de mayor desarrollo, una disminución brusca del comercio global de hasta un 32% y un impacto imprevisible en la sociedad".

Críticas de la oposición

Santiago del Solar, ex Jefe de Gabinete del Ministerio de Agroindustria, explicó que las principales diferencias pasan por el Arancel Externo Común (AEC): "El actual 12 % del AEC, con sus excepciones que llegan hasta 35 %, no permiten el desarrollo de una economía competitiva". En este sentido, reducir sensiblemente ese AEC es el punto central. "Por eso nos vamos".

El AEC es el sistema por el cual se clasifican e identifican todo el universo de mercaderías que ingresan al Mercosur. Cada una tiene adjudicado un valor, expresado en porcentaje, llamado Arancel que es el impuesto que pagará cada mercancía al ingresar a la región, protegiendo a industrias locales.

Por otro lado, el ex-Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Miguel Etchevehere, manifestó: "Muy mala decisión del gobierno argentino. Los acuerdos comerciales posibilitan el comercio justo basado en reglas y evitan el proteccionismo. Aislarse destruye empleo y empobrece la economía. Es un duro golpe al futuro del país".

"Seguir aislándonos del mundo sólo genera más desempleo y pobreza en la economía. No volvamos para atrás, Argentina necesita más qué nunca producir y abrirse al mundo", agregó Alfredo De Angeli, Senador de Juntos por el Cambio.

Temas en esta nota

Seguí leyendo