COVID-19: prorrogan la prohibición de despidos y suspensiones por dos meses

El Gobierno decretó que la medida se extenderá hasta finales de julio. Los empleadores no podrán despedir al personal por causantes como falta de trabajo o de fuerza mayor.

Por
COVID-19: prorrogan la prohibición de despidos y suspensiones por dos meses
19deMayode2020a las06:46

En el marco del aislamiento obligatorio, el Gobierno extendió por 60 días la prohibición de despidos y suspensiones. Esta medida se toma en un contexto con actividades suspendidas debido al coronavirus.

A través del Decreto 487, se estableció que hasta el 31 de julio no podrá haber despidos ni suspensiones por causales de falta o disminución de trabajo y fuerza mayor. La medida entra en vigencia al finalizar el decreto antecesor, el 31 de mayo.

Por su parte, la normativa señala que quedan exceptuadas de esta prohibición, las suspensiones efectuadas en los términos del artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo. “Los despidos y las suspensiones que se dispongan en violación de lo dispuesto no producirán efecto alguno”, detalla el decreto.

En caso de suceder esta situación, las relaciones laborales seguirán manteniéndose vigentes. Desde el Gobierno, destacaron que esta medida se toma en un marco de emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social.

Por otra parte, argumentaron que resulta indispensable garantizar los puestos de trabajo por un plazo razonable. De esta manera, el Gobierno busca preservar la paz social y que los afectados por la cuarentena mantenga el empleo estable. 

 

Por su parte, la  Organización Internacional del Trabajo informó su preocupación por los puestos laborales y pidió a los gobiernos que se implementen medidas dirigidas a paliar los efectos nocivos en el mundo del trabajo. “Todas las partes interesadas deberían tratar de evitar o limitar en todo lo posible la terminación de la relación de trabajo por motivos económicos, tecnológicos, estructurales o análogos”, concluye la OIT.

Temas en esta nota

Seguí leyendo