Liniers: la hacienda liviana siente la caída en el consumo de carne

Los matarifes y abastecedores que operan a diario en Liniers manifestaron una dura venta en los últimos días. La salida en el mostrador ha sido compleja y esta situación se trasladó a la hacienda en pie.

Por |
18deSeptiembrede2020a las13:47

Mercado de Liniers

El comienzo de los negocios en el mercado de Liniers se desenvolvió con un ingreso de 8.675 animales. Los operadores manifestaron a lo largo de la rueda profundo interés por vacas y toros, esta presión provocó que la demanda y ante la fuerte necesidad de abastecerse se inclinen a comprar conjuntos de novillos, permitiendo buenos números en esta categoría también. Los novillitos mantuvieron los números del pasado viernes, en tanto que las vaquillonas sufrieron quebrantos con relación a la etapa mencionada.

Aumentó la oferta en la rueda siguiente, arribaron 9.672 vacunos. Las categorías livianas con destino al consumo interno, ya sea machos o hembras sufrieron leves bajas en sus respectivos precios corrientes como consecuencia de una compleja salida en el mostrador, sobre todo en el conurbano bonaerense. Este escenario es contado por matarifes y abastecedores que manifiestan no poder trasladar los precios a las distintas bocas de expendio. Por otra parte los novillos mantuvieron sus precios corrientes y las vacas junto a lotes de toros volvieron  a ser de la preferencia de la industria exportadora.

Ver también: Últimos datos sobre consumo y faena

La semana cerró con absoluta firmeza para vacas que alcanzaron un tope corriente de $88 y toros con un máximo de $96. La hacienda liviana volvió a mostrar las mismas dificultades sw ventas de las ruedas precedentes como consecuencia de los mismos problemas exhibidos. La mejor marca corriente para machos livianos fue de $112 en tanto que en hembras se alcanzó los $110. Los novillos alcanzaron un valor destacado por conjuntos livanos de $107

Mercado de Ganado Rosario

En Rosario, la semana sólo contó con dos subastas habituales. En la primera de ellas y con 538 vacunos, la demanda realizó su trabajo sin variantes elocuentes. El mayor interés de los operadores fue cuando salieron a venta las vacas y los toros, una vez más fueron estas dos categorías la de mayor agilidad y firmeza. La hacienda de consumo ajustó sus números al tipo de animal que se presentaba en los corrales.

En la segunda de estas ruedas no se pudo establecer un estado de plaza ya que el arribo fue de tan solo 36 vacunos. Los precios se acomodaron  a la necesidad de los pocos contadores presentes. 

Temas en esta nota

Seguí leyendo