En un año clave por el clima, hacen de público acceso los informes del monitoreo nacional de sequías

La Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías pone a disposición el material disponible cada mes. De esta manera, técnicos y productores contarán con más datos a la hora de la toma de decisiones.

Por
En un año clave por el clima, hacen de público acceso los informes del monitoreo nacional de sequías
13deOctubrede2020a las13:22

El 2020 se presenta como un año con lluvias por debajo de lo normal y las probabilidades de año Niña son mayores. La sequía afectó al trigo y en una gran cantidad de lotes no se va a cosechar.

Ante un escenario de estas características, se vuelve importante contar con más información. En este sentido, Investigadores de la Cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas de la Facultad participan de la Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías y mensualmente, ponen a disposición informes generados para su aplicación en la gestión ante la ocurrencia de sequías

Desde la Facultad de Agronomía de la UBA a través de la Cátedra de Climatología y Fenología Agrícolas, aporta información para el seguimiento de sequías a la Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías. “Los informes finales se dirigen principalmente al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación (MAGyP) y, a partir de este año, son de acceso público y están a disposición de toda la sociedad”, señalaron desde la universidad. 

“Mediante el informe se pretende proveer información de carácter socio-económico con el objetivo de evaluar el posible impacto en las áreas en alerta y poner a disposición de los destinatarios datos y productos científico tecnológicos que faciliten la gestión ante la ocurrencia de sequías”, explicó la Licenciada Peretti, integrante de la Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías.

Mapa de sequía.

La investigadora también manifestó que desde la Facultad de Agronomía se facilitan tres productos: el mapa de porcentaje de agua útil estimada con el modelo de Balance Hidrológico Operativo para el agro (BHOA) utilizando estimaciones satelitales de la precipitación, el modelo BHOA calculado con datos de superficie y el Índice de Sequías BHOA-Imerge (ISBI).

“La FAUBA comenzó a participar de las reuniones del Protocolo de Sequías (hoy Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías) a partir del año 2015 con la firma del primer convenio”, detallaron desde la institución. En esta mesa, actualmente, participan: Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación (MAGyP); Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA); Servicio Meteorológico Nacional (SMN); Facultad de Agronomía de la UBA (FAUBA); Instituto Nacional del Agua (INA); Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y red de organismos científico técnicos para la gestión del riesgo de desastres (Red GIRCYT). 

“A partir de este año dejó de ser Protocolo de Sequías y pasó a ser Mesa Nacional de Monitoreo de Sequías, con la idea de darle mayor visibilidad y lograr que se encuentre disponible para todos”, agregó Peretti. 

La licenciada explicó que en los informes mensuales se evalúa la situación hidrometeorológica actual del territorio argentino mediante el uso de diferentes productos que aportan los organismos participantes. “Se analizan índices de sequía, el estado de la humedad del suelo, las precipitaciones e información sobre la vegetación (anomalía mensual del NDVI)”, agregó la especialista. 

“Estos documentos de acceso público brindan un resumen de la situación hidrometeorológica actual resaltando las zonas de riesgo”, detallaron. Peretti explicó que en el informe se presenta también el escenario para el próximo trimestre para la actividad agropecuaria, indicando la probabilidad de riesgo por sequía para los cultivos del momento y la actividad ganadera. 

Temas en esta nota

Seguí leyendo