Aapresid fijó su postura en relación a la aprobación del trigo HB4 resistente a sequía

La entidad, que trabaja por la siembra directa, señaló que el desarrollo de nuevos eventos biotecnológicos mejora la performance y la sanidad.

Por
Aapresid fijó su postura en relación a la aprobación del trigo HB4 resistente a sequía
26deNoviembrede2020a las10:08

El trigo HB4 fue aprobado este año por el Instituto Nacional de Semillas (INASE) para ser cultivado y comercializado. Esta variedad presenta características como resistencia a la sequía y al glufosinato de amonio. 

En este sentido, hubo miradas contrapuestas sobre esta decisión del Instituto Nacional de Semillas. Por su parte, la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) manifestó su postura al respecto. 

La entidad señaló que Aapresid ha mantenido una posición a favor de la aplicación y el uso de las biotecnologías bajo el cumplimiento de todos los procesos técnicos legales requeridos para su aprobación, que dan garantías de inocuidad y seguridad alimentaria. Al mismo tiempo, expresó que el desarrollo de diferentes eventos biotecnológicos confiere a los cultivos características deseables que mejoran la performance y la sanidad.

Ver también: Así anunció el Gobierno la aprobación condicionada del primer trigo transgénico del mundo

En cuanto al trigo HB4, Aapresid destacó que se vislumbra el claro potencial que tiene y que permitirá aportar mayor sustentabilidad y estabilidad productiva en las diferentes regiones agroecológicas del sistema agrícola argentino, en un contexto de cambio climático.

“La visión institucional, siempre enfocada en la innovación, percibe además una oportunidad de mejora en cuanto a la modernización de los mercados de trigo, de manera que el sistema de comercialización argentino sea capaz de instrumentar la segregación de calidades destino molinería y de variedades según usos, más allá de las que contienen el evento”, agregó Aapresid.

“Planteamos la necesidad de ejercer la responsabilidad de comunicar e informar objetivamente, de la mano del conocimiento generado bajo metodología científica, que les permita a estas tecnologías de mejoramiento vegetal que ya superaron todas las evaluaciones de bioseguridad, adquirir una mayor confianza por parte de los consumidores locales y de otras latitudes”, concluyó la entidad.

Temas en esta nota

Seguí leyendo