Venezuela: la falta de combustible pone en riesgo a la producción de arroz y azúcar

Las entregas subsidiadas de Petróleos de Venezuela (PDVSA) no cubren la demanda.

Por
Venezuela: la falta de combustible pone en riesgo a la producción de arroz y azúcar
19deEnerode2021a las13:04

"Tenemos una camisa de fuerza. Como es un problema de Estado tiene que resolverlo el gobierno nacional", destaca José Ricardo Álvarez, presidente de la Federacion Nacional de Asociaciones de productores de caña de Venezuela (FESOCA), haciendo referencia a los problemas de abastecimiento de combustible para realizar la zafra.

Los problemas en el suministro de combustibles -sobre todo el gasoil- ponen en riesgo la zafra de este año prevista y perjudica la producción de azúcar porque las entregas subsidiadas de Petróleos de Venezuela (PDVSA) no cubren la demanda, advierten.

La Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (FEDEAGRO) se sumó al reclamo. "A los sectores prioritarios no les puede faltar el diésel".

Por otro lado, FEDEAGRO agrega que, lejos de mejorarse la situación en el sector arrocero, parece que viene a agravarse este 2021: "La falta de combustible ha sido crítica".

El sector requiere de al menos 2 millones 800 mil litros de gasoil para sembrar unas escasas 20 mil hectáreas de arroz del ciclo verano que que arrancó en septiembre y está en proceso. Toda esta cantidad se necesita para cubrir la demanda de la preparación del terreno, siembra, control de malezas, insecticidas, plagas, entre otros, según indicó el presidente de la Federación Venezolana de Organizaciones Productoras de Arroz (Fevearroz), José Luis Pérez.

Explicó que la intención de siembra para este ciclo verano, cuyo pico se presenta en la quincena de noviembre y enero, era de sembrar 20 mil hectáreas, cifra que representa solo el 20% de las 80 mil hectáreas que se han sembrado para la época: "Actualmente solo existe un avance del 35% de siembra principalmente por el problema del gasoil".

Entre tanto, catalogó como crítico el año 2020 ya que solo se sembró apenas 59 mil hectáreas. El poco porcentaje se dio en medio de serios problemas con el financiamiento bancario, escasez de insumos, aunado a una situación climática que complicó el desarrollo del cultivo: "Encima de que sembró un 23% de lo que normalmente sembramos, obtuvimos rendimientos muy bajos con un promedio 3.800 kilogramos por hectáreas".

Del mismo modo, otro de los factores que afectó al sector fueron los precios al productor: "Ese panorama influyó en que la producción disminuyera y por supuesto que el sector arrocero está en una situación crítica que debemos atender". Igualmente, se une al hecho del declive la falta de gasoil, que gran parte de la maquinaria y sistemas de riego necesitan para operar.

Temas en esta nota

Seguí leyendo