Ruta del dinero K: condenaron a Lázaro Baez a 12 años de prisión

Báez está con prisión domiciliaria desde septiembre pasado, cuando la Cámara Federal de Casación Penal ordenó darle ese beneficio.

Por
Ruta del dinero K: condenaron a Lázaro Baez a 12 años de prisión
24deFebrerode2021a las14:18

El empresario Lázaro Báez fue condenado a 12 años de prisión en el marco de la causa en la que se lo investigó por maniobras lavado de dinero por 55 millones de dólares entre 2003 y 2015.

Más temprano se terminaron de escuchar las últimas palabras de los imputados, con las exposiciones de Martín Erazo y Juan De Rasi, dos de los acusados.

Báez está con prisión domiciliaria desde septiembre pasado, cuando la Cámara Federal de Casación Penal ordenó darle ese beneficio, y sigue las alternativas del juicio por videoconferencia, al igual que sus cuatro hijos.

El mayor, Martín Báez, está detenido en la cárcel de Ezeiza desde febrero de 2019 por orden del Tribunal, ante una denuncia por un intento de trasferir cinco millones de dólares cuando estaba inhibido.

El artículo de Télam consigna que el hecho ocurrió cuando ya había comenzado el juicio, que todavía era presencial, en la sede de los Tribunales Federales de Retiro.

El juicio comenzó en octubre de 2018 y en los primeros tramos del debate se preveía una duración de ocho meses, pero se sumaron inconvenientes que corrieron esos plazos hasta que, finalmente, la pandemia de coronavirus derivó en la suspensión de las audiencias desde el 20 de marzo último hasta junio pasado, cuando se reanudó de manera virtual.

Báez fue detenido en abril de 2016 por orden del juez federal Sebastián Casanello, que instruyó la causa.

De qué se lo acusa

A Lázaro Baez se lo acusa de liderar una "banda dedicada a lavar dinero entre 2010 y 2013 agravado por la habitualidad". 

En el proceso de investigación, se tuvo en cuenta el "atesoramiento de fondos en Suiza" y el reingreso de una porción del dinero al país a través de sus empresas.

Con el dinero se habrían comprado 1420 propiedades valuadas en u$s 205 millones.  Una fortuna que quedó ahora confiscada.

Cabe señalar que la sentencia no se considerará firme hasta que se pronuncie la Corte Suprema de Justicia.

Temas en esta nota

Seguí leyendo