Llama la atención: por qué crecería solo un 1% la intención de siembra de trigo en la zona núcleo

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario señalaron que la intención es firme, pero no habrá un incremento considerable en relación al año pasado

Por
Llama la atención: por qué crecería solo un 1% la intención de siembra de trigo en la zona núcleo
07deMayode2021a las07:21

La campaña de trigo 21/22 se encuentra con buenas condiciones de reserva de humedad. Las últimas lluvias y el precio internacional dejaron entrever buenas intenciones del productor. 

A pesar de este contexto, desde la Bolsa de Comercio de Rosario señalaron que solo se espera una superficie de siembra de 1,64 millones de hectáreas. En comparación con la campaña pasada, es un incremento del 1 % y aseguraron: “Llama la atención”.

Ver también: Trigo: la diversificación como herramienta para achicar la brecha productiva

“Hay reservas hídricas adecuadas y precios atractivos, sin embargo, sólo en el oeste de Córdoba se implantaría un 10% más. En el resto de la región, por ahora se mantendría el nivel de siembra de la campaña pasada”, destacaron desde la Guía Estratégica para el Agro.

GEA recordó que el año pasado fue la falta de agua la que impidió la siembra de muchas hectáreas, que estaban en los planes. “En total el año pasado el trigo cayó un 12% en el 2020”, señalaron los informes.

Desde la Bolsa de Comercio de Rosario destacaron: “Llama la atención en este primer sondeo de intención triguera, que, a pesar de condiciones hídricas adecuadas y precios atractivos, por lo pronto solo el área cordobesa de la región núcleo plantea sumar un 10% al hectareaje del año pasado”.

En este sentido, comentaron que el resto de las zonas de la región núcleo mantendrían el mismo nivel de trigo que la campaña pasada. Las explicaciones, según los ingenieros, es que los factores que podrían limitar esta intención son la humedad insuficiente en el perfil del suelo, el fuerte incremento en el precio de los fertilizantes, reajustes de alquileres e incertidumbre por decisiones que pudiesen afectar los mercados.

Por otra parte, para sembrar el trigo sin inconvenientes hacen falta algunas lluvias más. “El noroeste bonaerense es una de las zonas con menores reservas en la región pampeana. Y aunque hay entusiasmo para sembrar trigo, este año hay una limitante ambiental importante”, destacaron desde GEA.

Por otra parte, entienden que en el mejor de los casos faltarían al menos 60 mm para no depender de las lluvias en agosto. “Solo en Monte Maíz, Córdoba, afirman que los suelos están al 100 % de su capacidad de campo. El área cordobesa parte de condiciones mucho mejores que hace un año atrás”, comentaron desde GEA. 

Rotación de cultivo

El informe de la Bolsa de Comercio de Rosario destacó que el productor apostará a la rotación y al cuidado del suelo. Sin embargo, este año no se aplicaría más tecnología que en el 2020.

“Pese a la suba de los precios de los fertilizantes, cada vez hay mayor conciencia en la incorporación de fósforo, azufre y zinc en el sistema para mejorar la estructura del suelo”, agregan los ingenieros de zona núcleo. Por otra parte, los profesionales señalaron que ir por planteos de mayor tecnología en cuanto a la fertilización, por el momento no se ve.

“Se espera que se mantengan los mismos niveles de fertilización que la campaña previa, pero no habría un aumento en los niveles de fertilización, algo que sí sucedió en las últimas 3 campañas”, destacó GEA.

Temas en esta nota