Maíz: la importancia de la dinámica de emergencia de malezas

Para realizar un manejo racional de malezas es necesario comprender componentes del sistema.

Por |
14deJuliode2021a las12:31

La complejidad del problema actual de las malezas

Los problemas para controlar las malezas se agravan constantemente y se suman a los grandes desafíos del manejo de malezas con cada vez más restricciones. En la actualidad se recurre frecuentemente al uso de herbicidas como la única solución, haciendo de esto una práctica económicamente menos rentable y con un gran impacto negativo en el ambiente. Dentro del impacto ambiental dado por el uso indiscriminado de herbicidas, nos encontramos frente a la mirada de la sociedad, preocupada por el daño ambiental, la inocuidad de los productos y los efectos que el mal uso de agroquímicos genera en la comunidad, al mismo tiempo que crece la pérdida de susceptibilidad de varias malezas en respuesta al control con herbicidas.

Este problema en su conjunto exige un cambio en las formas de producir, pudiendo centrarse en la racionalización en el uso de herbicidas, con el efecto de reducir tanto su uso como los impactos negativos en la comunidad y en el ambiente. Uno de los puntos clave para reducir el uso de herbicidas es la aplicación de conocimientos de ecología y biología para poder hallar el período crítico de control de la maleza. En este punto, es imprescindible conocer cuál es la dinámica de la emergencia de las malezas y dentro de ese período determinar el momento crítico para poder intervenir y reducir la emergencia de plántulas al máximo.

Dinámica de los períodos de emergencia de malezas

Dentro del ciclo de vida de una especie anual se reconocen varios procesos demográficos que son fuertemente afectados por las prácticas agronómicas, entre los que se pueden mencionar la supervivencia de plantas, la fecundidad y la dispersión. Previo a estos, sucede la emergencia y es considerado el más importante, dado que determinará el establecimiento y la sucesión de los procesos antes mencionados.

Distintas investigaciones se han abordado en la región del noroeste de la provincia de Buenos Aires con el objetivo de describir y determinar cómo se produce la emergencia de las malezas y cuál es la duración del período. Para ello, se realizan estudios de campo repetidos en más de una campaña agrícola, que consisten en cuantificar el número potencial de plántulas emergidas. En este sentido se determinan áreas mínimas de estudio donde se realizan los recuentos, generalmente superficies que van desde los 0,175 a 0,250 m2 y con varias repeticiones dentro de un lote, de acuerdo con la homogeneidad del sitio. Estos recuentos tienen una periodicidad semanal o quincenal y son de tipo destructivo, es decir, las plántulas son eliminadas generando el menor disturbio posible del suelo.

Temas en esta nota

Cargando...