Cómo es vivir en un pueblo de 50 habitantes: el relato viral de la localidad que tiene una cierva de mascota

No hay farmacia ni estación de servicio; una vez por semana un médico va de visita, mientras tanto hay una enfermera en una sala de primeros auxilios; la increíble historia de Santo Domingo

Por
Cómo es vivir en un pueblo de 50 habitantes: el relato viral de la localidad que tiene una cierva de mascota
05deEnerode2022a las18:06

A 275 kilómetros de CABA reside un pueblo que por vivencias y costumbres está a una distancia mucho mayor del ritmo al que se vive en la capital del país. Es Santo Domingo, un pequeño poblado de 50 habitantes que pertenece al Partido de Maipú, en la provincia de Buenos Aires.

Guido Rodríguez, una especie de influencer que recorre distintos puntos del país y los da a conocer, estuvo de visita por este pueblo que, entre otras particularidades, tiene una cierva como mascota.

Santo Domingo: cómo se vive en el pueblo

Solo se puede visitar el lugar si no llueve, porque en ese caso es imposible entrar y salir. “En su momento, década del 60, llegó a tener 1800 habitantes cuando el fuerte era el ferrocarril. Había hotel y restaurant. Hoy son 50 personas quienes habitan el pueblo”, contó en un hilo de Twitter Rodríguez.

Además, precisó que hay muchas casas abandonadas porque se fue la gente, principalmente por falta de trabajo. Mientras, los habitantes añoran un pasado que al parecer no volverá.

El pueblo tiene jardín, escuela primaria y secundaria, aunque no cuenta con farmacia ni estación de servicio. A su vez, la atención médica es muy particular.

En ese sentido, Rodríguez detalló: “Hay una salita de primeros auxilios, con una enfermera y viene el médico 1 vez por semana. Hay una ambulancia y cualquier cosa que pase lo llevan al 'accidentado' a Maipú, que son 40 km”.

Santo Domino es, aparte, un lugar casi incomunicado. “La estación sigue estando. El tren viene desde Buenos Aires, hace combinación en Gral Guido y va hasta Pinamar. Todos los días pasa. Pero ACÁ NO PARA –aclaró Rodríguez-, pasa pero no para... salvo que se hable con el maquinista. No hay transporte público. Quienes tengan que ir a Gral Guido o Maipú esperan a algún vecino y viajan con él”.

Inseguridad cero, paz y una mascota especial

Es un pueblo tranquilísimo”, respondió uno de los habitantes de Santo Domingo al ser consultado sobre si había inseguridad en el lugar. También, como costumbre saliente, contó que la siesta para ellos es “tradicional” y “sagrada”.

Finalmente, el visitante del pueblo reveló una particularidad que le llamó la atención: la mascota.

Temas en esta nota

Cargando...