La dura respuesta de un asesor agropecuario a la carta de CFK: "El problema no es el FMI"

Hernán Satorre cuestionó la visión de la expresidenta -que comparó la "pandemia macrista" con la de Covid-19-, describió el endeudamiento del país y apuntó contra el “relato de la deuda pública”

Por
La dura respuesta de un asesor agropecuario a la carta de CFK: "El problema no es el FMI"
25deEnerode2022a las17:40

El relato de la deuda pública: el problema no es el FMI”, es el título de la respuesta del asesor agropecuario, el licenciado Hernán Satorre, a la carta de Cristina Fernández de Kirchner sobre la “pandemia macrista” y la de Covid-19.

En su comparación, la expresidenta de la Nación argumentó: “En el año 2021 Argentina pagó -entre capital e intereses- 5.160 millones de dólares al FMI por los vencimientos de ese año correspondientes al préstamo Stand By que el organismo le otorgara a Mauricio Macri en el año 2018. Ese monto representa, nada más ni nada menos que el 1,1% del PBI… ¡Pero en dólares!.”.

En el texto, CFK criticó con dureza el préstamo que el exmandatario Mauricio Macri recibió por parte del FMI, sin embargo, Satorre, que también es fundador de AmplificAgro, elaboró un documento y contó su verdad sobre el endeudamiento del país.

Relatos y problemas

“Nos quieren hacer creer que las dificultades financieras se deben a causas exógenas, y que el problema del endeudamiento argentino se resume principalmente en el préstamo con el FMI, esto es rotundamente falso”, comenzó Satorre.

Seguidamente, citó los datos de la Secretaría de Finanzas, que publicó los datos preliminares de diciembre de 2021, y demostró –según el asesor agropecuario- que la deuda con el FMI representa solamente el 11,27% del total de la “deuda pública Argentina” (USD 40.952 millones sobre un total de USD 363.362 millones).

En ese sentido, precisó: “La tasa de interés que cobra el FMI es de las más bajas que existen y que Argentina puede acceder: la tasa de un préstamo comprende, en primer lugar, una tasa de interés de los Derechos Especiales de Giro (DEG, la moneda del Fondo) determinada por el mercado - con un nivel mínimo de cinco puntos básicos (0,05%)- más un margen (actualmente, de 100 puntos básicos), que juntos representan la tasa básica de cargo. Es decir, Argentina tiene una tasa final mínima de 1,05% en dólares”.

Además, explicó que sobre esa tasa luego se cobra una “sobretasa”, que depende del monto y del plazo de reembolso del crédito. “En el caso de Argentina, se paga una sobretasa de 200 puntos básicos (2%) sobre el monto del crédito pendiente que supere el 187,5% de la cuota que le corresponde. Si el crédito se mantiene por encima del 187,5% de la cuota después de tres años, esta sobretasa se eleva a 300 puntos básicos (3%)”, detalló.

Y describió: “Como el crédito que recibió del FMI fue de US$44.000 millones, supera el 187,5% de su cuota, y como ya está a punto de cumplirse tres años desde que se aprobó el préstamo (junio de 2018), empezará a pagar la sobretasa de 3%, lo que implicaría una tasa de interés final en dólares de 4,05%. Este porcentaje es muy inferior al 16% (o superior) de tasa que le exige el mercado financiero, si el país decide endeudarse en el exterior”.

Por otro lado, el texto señaló que de acuerdo con los datos oficiales de la Secretaria de Finanzas, desde que asumió el nuevo Gobierno de Alberto y Cristina, la deuda Bruta aumentó USD 40.297 millones (en los últimos 2 años).

“El problema no es el FMI”

Tras exponer sus datos y argumentos, Satorre concluyó: “El problema no es el FMI como nos quieren hacer creer. Con FMI o sin FMI gran parte de los problemas de corto plazo están presentes en la columna de ‘egresos’ del presupuesto nacional. Pero al parecer no hay interés de empezar a eliminar todos aquellos gastos en los cuales los países serios u ordenados no incurren, ni de hacer las reformas estructurales de largo plazo que requiere el país para comenzar su senda de crecimiento”.

Temas en esta nota

Cargando...