Soja y maíz: en el peor escenario, la sequía le podría costar 1,2% del PBI a la economía argentina

Aunque aún es temprano para calcular el impacto de la falta de lluvias, las condiciones de año Niña podrían afectar económicamente al país

Por
Soja y maíz: en el peor escenario, la sequía le podría costar 1,2% del PBI a la economía argentina
02deFebrerode2022a las16:43

Un informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires indicó que la sequía que afecta a los cultivos de soja y maíz podría tener un impacto netamente negativo en la economía nacional. En cifras concretas, la falta de lluvias podría costarle al país el 1,2 por ciento del PBI.

“Mientras transcurren las últimas etapas de la ventana de siembra, la campaña 2021/22 se desarrolla bajo condiciones de año Niña, con falta de humedad en gran parte de las zonas productivas del país. Si bien las últimas lluvias han traído algo de alivio para muchas regiones, nuevas precipitaciones serán necesarias a lo largo del mes de febrero para mantener las expectativas de rinde. Por lo tanto, aunque todavía es temprano para obtener el impacto de la sequía sobre los volúmenes finales de producción, dada la importancia del sector para la economía, resulta pertinente explorar los posibles efectos de la situación climática sobre las principales variables macroeconómicas”, señaló el informe.

Además, el documento titulado “Impactos económicos de escenarios de sequía. Campaña gruesa 2021/22” anticipó que podrían obtenerse 57,6 millones de toneladas de maíz y 48,5 millones de toneladas de soja, aunque esos números están condicionados por el impacto de la falta de precipitaciones, que puede ser moderada o severa.

“En el primer caso –explicó la entidad-, la producción podría disminuir un -14% y -13% para ambos cultivos, respectivamente. En el caso de un escenario de sequía severa, las pérdidas de producción podrían llegar a -24% y -23%”.

En efecto, esos shocks de producción en soja y maíz generarían una caída del Producto Bruto Agroindustrial (PBA) de 6,1% (2.726 M USD, o 0,6% del PBI) en el caso de una sequía moderada, y del 9% en una severa (3.830 M USD, o 0,8% del PBI), en relación al escenario base. “La situación sería peor de no existir una compensación vía precios internacionales, con una caída de USD 5.903 millones (1,2% del PBI, sin incluirse efectos indirectos)”, alertó la Bolsa.

El impacto en el PBI

Si se toma como referencia la proyección del FMI para el PBI de Argentina en 2022 (USD 483.770 millones), el escenario moderado tendría un impacto de -0,6% del PBI, mientras en el escenario severo la afectación sería de una caída del 0,8% del producto.

En ese sentido, el informe puntualizó: “Es importante destacar que estas cifras incorporan el crecimiento de los precios de exportación como consecuencia de la menor oferta a nivel internacional devenidas de las menores cantidades producidas por Argentina. Ello resulta en que el aumento en los precios internacionales compensaría en parte la caída en el PBA debido a la disminución estimada en la producción”.

A su vez, añadió que en el caso del maíz, los impactos podrían estar sobre estimados al contemplar todas las campañas desde la 2000/01 en el análisis. “Desde la campaña 2015/16, comienza a subir la participación del maíz tardío en el total sembrado del cultivo, que muestra una mejor respuesta ante escenarios de déficit hídrico”, apuntó.

En tanto, el escenario de sequía severa también conlleva una merma del 5% de la producción de maíz y soja en Brasil, con un mayor impacto sobre los precios internacionales.

En efecto, la Bolsa estimó: “Sin embargo, si no se considera el efecto positivo en los precios y se mantienen estos en los niveles actuales, el impacto de la sequía más severa sobre el PBA total podría alcanzar USD 5.903 millones, lo que llegaría a representar una caída del 1,2% del PBI estimado para 2022”.

A continuación, el informe completo:

Temas en esta nota

Cargando...