Feletti pidió una suba a las retenciones de trigo, maíz y girasol

El secretario de Comercio Interior sostiene la necesidad de modificar los derechos de exportación; además, se refirió al fideicomiso de trigo

Por
24deMarzode2022a las08:57

“Este secretario planteó la suba de retenciones en trigo, maíz y girasol. Y lo sostengo”, apuntó el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, en conferencia de prensa. Con un discurso totalmente opuesto al del ministro de Agricultura, Julián Domínguez, Feletti salió a marcar la cancha.

El funcionario insistió en la ganancia extraordinaria del sector agropecuario por los precios debido a la guerra. En este sentido, Feletti señaló: “La situación del precio de la bolsa de harina obligó a un debate en el Gobierno de cómo se protege la situación alimentaria del impacto internacional. Todos los países de la Unión Europea, Estados Unidos, en energía y alimentos, por el impacto de la guerra entre Rusia y Ucrania empezaron un mecanismo de proteccionismo por el impacto de la guerra”, explicó.

Por otra parte, desde Comercio Interior remarcaron la necesidad de proteger la mesa alimentaria de los argentinos. En este sentido, volvió a insistir con una suba de las retenciones al trigo, maíz y girasol.

Durante la conferencia de prensa, Feletti apuntó contra el sector agropecuario. “Yo no puedo entender cómo hay sectores de la producción argentina que quieren que se les convalide un efecto riqueza de 50% en dólares solo por acopiar un cereal”, manifestó.

Al mismo tiempo, argumentó que esta situación impacta sobre la mesa cotidiana de los argentinos. “Lo hace en el pan, la harina, los fideos”, aclaró.

Fideicomiso de trigo

El secretario señaló que los molineros dispararon la bolsa de harina de $1300 a $1900, y argumentaban que no había trigo. “Tenían acopiado en sus molinos 1.100.000 toneladas de trigo. Cuando las necesidades habituales son entre 600.000 y 700.000 toneladas. Y, sin embargo, no entregaban trigo, elevaban el precio y estrangulaban el abastecimiento de harina”, apuntó.

En este sentido, explicó que el fideicomiso es una alternativa válida. “Es una medida acotada, pero tiene una virtud importante: se fija el precio de una tonelada de trigo para todo el consumo interno, que serán 6.300.000 toneladas, y quedan por fuera las 800.000 toneladas de fideos, que son harinas de góndola, en $25.000 que era el valor que tenía el trigo en febrero”, concluyó.

Temas en esta nota

Cargando...