La falta de agua obligó al productor un cambio de estrategia en la zona núcleo: cuál es el cultivo que más caería

La Bolsa de Comercio de Rosario advirtió que, según encuestas, la intención de siembra del trigo cae al 15%

Por
La falta de agua obligó al productor un cambio de estrategia en la zona núcleo: cuál es el cultivo que más caería
27deMayode2022a las10:19

Un año atrás, los productores hubieran respondido que el cultivo que iba en detrimento era la soja. Sin embargo, la fuerte sequía que golpeó a la zona núcleo en los últimos meses cambió las condiciones de juego. Ahora –según precisó un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR)- la falta de agua podría provocar que los agricultores prescindan de sembrar trigo, uno de los granos más requeridos en el mundo en medio del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania. 

Para dar cuenta de esta situación, la entidad bursátil indicó que en Laborde se sembrarán un 50% menos que en el 2021; mientras que en Marcos Juárez el cultivo caerá un 25%. Así, y según las encuestas de intención de siembra, el trigo cae al 15% (contra la retracción del 10% que había presentado hace una semana). 

La decisión de los productores se da a raíz de las pocas lluvias que hubo en mayo, lo cual profundiza la sequía, siendo esta una condición poco favorable para la siembre de trigo. En esta línea, se prevé que este año en la zona núcleo se sembrarán 250.000 hectáreas menos que un año atrás. 

Con respecto a lo que ocurrirá con otros cultivos, se indicó que el maíz podría caer entre un 5% y 10%, mientras que la soja ganaría hectáreas y rompería con la tendencia de siembra a la baja que mostró en los últimos siete años. Además, desde la BCR precisaron que la sequía, la incertidumbre de precios y costos y el temor a mayores retenciones impiden que la plantación de trigo, maíz y centeno crezca. 

Ver también: Cuánto cuesta sembrar una hectárea de trigo

“Hace unas semanas atrás, el margen del trigo jugaba un rol preponderante en la decisión de siembra. Pero con la mejora del resultado, y con un mayo que dejó solo el 10% de las lluvias que normalmente aporta, lo importante para sembrar ahora es la cuestión agronómica: cuánta agua hay en los suelos para el trigo. Incluso, si no hay un cambio de tendencia en junio, la baja podría ser aún mayor”, advirtieron desde la BCR. 

Temas en esta nota

Cargando...