La alarmante previsión de Juan Luciano, el argentino al frente del gigante global ADM: qué piensa del futuro del país

"Las oportunidades son muchísimas, no las dejemos pasar", destacó durante IDEA Agroindustria

Por
La alarmante previsión de Juan Luciano, el argentino al frente del gigante global ADM: qué piensa del futuro del país
04deAgostode2022a las14:48

Juan Luciano nació en Rosario, se crió en Ramallo y desde en enero de 2015 se convirtió en el noveno director ejecutivo en los 112 años de historia de ADM (Archer Daniels Midland), una empresa agroindustrial estadounidense que opera por todo el mundo.

En su rol de CEO y presidente del Directorio de ADM, fue uno de los oradores destacados del encuentro IDEA Agroindustria, en donde se trató el futuro de la globalización.

"La clave es tener una constante evolución, con una cultura enfocada en aprendizaje", destacó Luciano y comentó que en ADM buscan adaptar el negocio a las tres principales tendencias globales:

  • Seguridad alimentaria
  • Salud y bienestar
  • Sustentabilidad

Respecto a la seguridad alimentaria, el CEO de ADM dejó una alarmante frase: "Nos preparamos para alimentar 10 billones de personas en 2050. Vamos a tener que producir más comida en los próximos 40 años que en los últimos 8000". Cabe señalar que en noviembre de este año está previsto que la población mundial alcance los 8 billones de personas.

También destacó que en los próximos cinco años la población por encima de 65 años va a ser más grande que la población por debajo de cinco años por primera vez en la historia: "Es una población que quiere mejorar la calidad de vida de los años que se extiende", explicó.

Respecto al desafío de producir alimentos para 10 billones de personas, resaltó: "No es tarea menor, no es algo que se solucione cerrando una frontera o siendo selectivo de dónde se traen las cosas. Va a requerir de trabajo de todos". "Muchos millonarios quieren ir a Marte, pero al menos hasta el 2050 nos vamos a tener que quedar acá", agregó.

"Veo la globalización cambiar, pero no desaparecer", destacó en el mismo sentido. "La globalización no es perfecta, pero nos hizo la vida mejor. Millones no viven en pobreza, la desglobalización haría a la inflación mucho peor. Nadie quiere eso", consideró.

"Si algo he aprendido es que las fuerzas seculares vencen a las fuerzas cíclicas. No hay que sobre reaccionar, hay que tener perspectiva, no debemos perder de vista de que en nuestros deseos de mayor resiliencia y sustentabilidad no vayamos a hacer al mundo más pobre, menos productivo y más dividido", resaltó.

¿Cómo ve a la Argentina?

"La oportunidad de Argentina es fantástica, en un mundo que necesita más alimentos, combustibles y minerales", destacó, pero advirtió: "A veces, ser dotado te hace confundir en las prioridades para explotar ese dote".

"Sabemos que de la tranquera para adentro el productor argentino es el más productivo del mundo. Argentina tiene rindes, pero de la tranquera para afuera ya perdemos eficiencia", agregó y puso como ejemplo el traslado de granos en barcazas a través del Misisipi, en Estados Unidos. "Una barcaza son 70 camiones, y ponemos de 30 a 40 barcazas juntas y la empujamos con un remolcador. Son como 9 canchas de fútbol bajando el río con soja. Imagínate el costo de eso. A lo mejor cuando el grano de Estados Unidos salió de la tranquera no es tan competitivo, pero cuando sale al mercado si es más competitivo".

En este sentido, recomendó: "Sigan invirtiendo en infraestructura, hay que dragar más que nunca. Solía navegar en ese río (por el Paraná) cuando era chico y hace poco lo crucé caminando".

"Las oportunidades son muchísimas, no las dejemos pasar", concluyó. 

Persectivas de los commodities

En IDEA Agroindustria también hubo un bloque sobre "Geopolítica de alimentos: perspectivas para los precios de los commodities", el cual contó con la participación de Gustavo Idígoras, Presidente de CIARA-CEC y Coordinador General del CAA; Víctor Accastello, Sub Gerente General de ACA; Gonzalo Ramírez Martiarena, CEO de Swiss Pampa SA; y Mariano Bosch, Director de IDEA y Co fundador y CEO de Adecoagro.

Tras el shock de oferta que significó la guerra en Ucrania, los especialistas intercambiaron puntos de vista sobre la evolución futura de los precios de productos agroindustriales. Más allá de la coyuntura, conversaron también sobre la solidez de los fundamentales del sector, ante una demanda global de alimentos que se prevé que siga creciendo en cantidad y calidad.

“Tras la invasión rusa en Ucrania salta a la vista la necesidad de cortar ciertas dependencias de abastecimiento de recursos con otros países. En Argentina tenemos necesidades de infraestructura y energía. Sin energía a un costo lógico el país no sale adelante”, sostuvo Martiarena.

A lo que Mariano Bosch añadió: “Estamos convencidos de que tenemos un sistema de producción sustentable que nos permite hacer frente a las  necesidades del mercado. Nosotros nos subimos a lo que ya se está haciendo en Argentina y creemos que eso necesita el mundo”.

Temas en esta nota

Cargando...