Fideicomiso de trigo: molinos pequeños y medianos pidieron al Gobierno que no intervenga y presentaron una denuncia

Se trata de la industria agrupada en Apymimra; la presentación fue ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia

Por
Fideicomiso de trigo: molinos pequeños y medianos pidieron al Gobierno que no intervenga y presentaron una denuncia
27deSeptiembrede2022a las11:30

Los molinos pequeños y medianos pidieron a la Secretaría de Comercio que no intervenga en la cadena del trigo. Este sector de la industria agrupado en la Asociación de Pequeñas y Medianas Industrias Molineras de la República Argentina (Apymimra) reclamaron en contra del Fondo Estabilizador del Trigo Argentino (FETA).

Además, presentaron una denuncia ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia. En la misma, argumentaron que el FETA viola los principios de la Constitución Nacional y la Ley de Defensa de la Competencia.

Apymimra fue categórica en su comunicado al pedirle al secretario de Comercio, Matías Tomobolini: “No intervenga más en la cadena del trigo y de la harina, fijando precios”. En este sentido, la asociación pidió que se investiguen a las entidades y órganos que participaron de este fideicomiso. 

“Las pymes no podemos vender por debajo de nuestros costos, a un precio fijo menor, y luego esperar al subsidio porque no tienen ni espalda financiera ni margen económico. Además, tal como lo previmos y como sucedió con el ex Oncca, las reglas no son transparentes y los desembolsos se demoran”, apuntó Apymimra.

Al mismo tiempo, argumentaron que no hay fundamentos que justifiquen las medidas aplicadas. Además, denunciaron que, a pesar de existir el FETA, el precio del pan sube y no se ve un efecto de la medida. 

“Genera desorden y distorsión mediante dumping de precios”, manifestó la asociación. Los molinos pymes también reclamaron una audiencia con el secretario para llegar a una solución.

Por su parte, el presidente de Apymimra, Oscar Marino, señaló en Infobae: “Sabemos que hubo muy poca adhesión por parte de los molinos y después que la harina no les llegó a los panaderos al precio de la harina subsidiada. Estas consecuencias ya las vivimos en el año 2008 al 2011, cuando pusieron un sistema parecido, y el efecto fue que hubo 50 molinos pymes que estuvieron al borde de la quiebra. Por eso insistimos en que esta herramienta no cumple con los objetivos oficiales y nunca la pudieron controlar. Habría que preguntar a los pocos molinos que adhirieron qué mercados atendieron. Estamos a disposición para pensar nuevas opciones que no pongan en riesgo nuestras empresas que representan la cultura y las economías regionales de los pueblos del interior del país”.

Temas en esta nota

Cargando...