Una empresa agropecuaria invirtió en granjas de criptomonedas y le cayó la AFIP

A partir de agosto, la AFIP comenzó a realizar tareas de control y seguimiento sobre explotaciones de este tipo

Por
Una empresa agropecuaria invirtió en granjas de criptomonedas y le cayó la AFIP
03deNoviembrede2022a las08:45

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) detectó en la provincia de Santa Fe equipos para minar criptomonedas sin declarar en las oficinas de una firma agropecuaria.

Durante una fiscalización presencial, el personal del organismo que conduce Carlos Castagneto encontró en el domicilio de una empresa dedicada a la cría de ganado y cultivo de cereales, maquinaria para la explotación de activos digitales por una inversión de $20 millones. "La actividad no había sido debidamente registrada, por lo que se aplicarán ajustes impositivos", señaló la AFIP.

En la localidad de Reconquista, los inspectores de la DGI (Dirección General Impositiva) detectaron que si bien la firma estaba orientada a los agronegocios, había adquirido 35 rigs, placas de video y placas madre que iban a ser utilizadas para minar criptomonedas, y por las que habrían desembolsado una inversión de $20 millones.

"La DGI pudo constatar que el IVA computado como el costo de la compra no están vinculados a las actividades principales de la empresa", agregó el organismo oficial.

Por otro lado, el organismo realizó en las cercanías de la ciudad de Santa Fe un operativo en un predio que había mostrado un incremento del 800% en el consumo de electricidad. Allí se encontraban instaladas 96 placas de video con un valor estimado de $14 millones utilizadas para minar criptomonedas. El contribuyente no había declarado actividad alguna vinculada al desarrollo de criptoactivos, por lo que se le aplicarán multas y los ajustes impositivos correspondientes.

A partir de agosto, la AFIP comenzó a realizar tareas de control y seguimiento sobre explotaciones de este tipo, a raíz de alertas originadas en consumos de energía inusuales y cruces de información entre las distintas áreas especializadas. Los agentes de la DGI verifican la correcta declaración de activos, el origen de los fondos para su adquisición y los ingresos obtenidos bajo el concepto de “recompensas” que arrojan por convalidar por medio de los equipos de última tecnología las transacciones de los criptoactivos.

Estas tareas de fiscalización y control contemplan también la identificación de las billeteras virtuales donde se depositan las recompensas de las distintas criptomonedas y sus beneficiarios. Los procedimientos forman parte de la optimización de las herramientas disponibles para evitar maniobras de evasión impositiva vinculadas a las nuevas tecnologías.

Temas en esta nota

Cargando...