Subirían maíz y trigo en el 2001

Por
20deDiciembrede1999a las09:18

Un crecimiento de la producción de semillas oleaginosas, harinas proteicas vegetales y aceites vegetales y, por otro lado, la reducción de las existencias de cereales con fuertes subas en las cotizaciones, especialmente para el maíz, fueron las conclusiones del analista agropecuario Pablo Adreani en relación con las perspectivas agrícolas mundiales para el 2000/2005.
sudeste asiático, Europa del Este y Rusia», indicó el analista durante el seminario «¿Qué nos espera para el 2000?», realizado la semana anterior en la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. Además, Adreani tomó en consideración «la sostenida recuperación en las economías de Latinoamérica y el crecimiento económico de los Estados Unidos y Europa». Las conclusiones:

Trigo: la producción mundial creció 4% anual (22 millones de toneladas) en los últimos 8 años. En cambio el consumo aumentó 8% (45 millones de toneladas). Las existencias finales cayeron 11% (16,8 millones). Para los próximos cinco años se espera una fuerte caída de las existencias mundiales, pero el año próximo la relación stock/consumo será de relativa comodidad. A partir del 2001 se sentirá el incremento en la producción provocando mejoras en los precios para fines del 2000 y primer semestre del 2001.

MaIz: en los últimos 8 años la producción anual aumentó 13%, llegando a 600 millones de toneladas. En cambio el consumo registró un crecimiento superior a 17% anual. Las proyecciones para el próximo quinquenio indican una suba de la demanda de 66 millones de toneladas, mientras la producción aumentaría 42 millones de toneladas, implicando una caída de las existencias mundiales, que deberá corregirse con un aumento de precios mundiales. El comercio mundial de maíz está atado al desarrollo de las economías del sudeste asiático, ya que importa más de 50%. Para fines del 2001 y primer semestre del 2002 las existencias mundiales serían tan bajas que provocaría fuerte alza de los precios internacionales.

Semillas oleaginosas: debido a un crecimiento sostenido de la demanda, se registró un aumento de la producción durante los últimos cuatro años, llegando al récord de 297 millones de toneladas. La producción mundial aumentó 35 millones de toneladas, mientras el consumo subió 38 millones. Las existencias finales mundiales para 1999/’00 se proyectan en 27 millones de toneladas, el mismo volumen que la campaña 1994/’95. En tanto para el 2005 se espera un aumento de la demanda de 3,9% anual, que significan 40 millones de toneladas, totalizando 295 millones. Sin embargo, el aumento de la producción se proyecta en 2,1% anual, un ritmo menor al de la demanda, llegando a una producción probable de 330 millones de toneladas. Por último las existencias finales se proyectan con una caída de 10%, respecto de 1999. Es decir que si se consolida la demanda, habría cierta mejoría en los precios de las oleaginosas.

Harinas proteicas vegetales: para el 2005 se proyecta un aumento similar de consumo y producción, sin grandes alteraciones. La demanda será sostenida en concordancia con el crecimiento de la población mundial.

Aceites vegetales: se espera un mayor crecimiento del consumo, (5,4%) respecto de

Temas en esta nota

    Cargando...