El Gobierno reconoce deudas a cambio de rebajas en el peaje

07deEnerode2000a las09:00

El Gobierno logró acordar una rebaja promediodel 8% en los peajes de las rutas nacionales a partir del 15 de marzo, pero acambio se comprometió a reconocer la deuda que reclaman los concesionariosviales por una suma superior a los 210 millones de pesos.

El acuerdo que firmaron ayer los ministros de Economía, José Luis Machinea, yde Infraestructura y Vivienda, Nicolás Gallo, con las principales empresasviales establece que la reducción tarifaria se aplicará desde mediados demarzo y que antes de esa fecha "se acordará la forma de pago y lainstrumentación" de la deuda que mantiene el Estado con losconcesionarios de las rutas.

De esta manera, a cambio de trasladar a los usuarios una rebaja del 8% en lospeajes, los concesionarios obtuvieron el virtual reconocimiento de la deuda quese fue acumulando en los últimos años por los subsidios no pagados y losaumentos no autorizados.

Compromiso

Por medio de los convenios suscriptos ayer, el Gobierno se comprometió acomputar para el cálculo de la deuda los siguientes ítem: los montos auditadosy aprobados por la SIGEN a diciembre de 1998; el equivalente a los aumentoscontractuales de 1999 que no fueron aplicados; y las obras realizadas por ordendel Estado que no figuraban en los contratos.

Los montos definitivos de las "facturas" que deberá pagar el Estadoquedarán definidos antes del 15 de marzo y, dijo Machinea, la intención delGobierno es saldar esa deuda antes de que venzan los contratos, en el 2003.Los acuerdos logrados con los concesionarios de los corredores viales mástransitados prevén lo siguiente: Una rebaja tarifaria promedio del 8%que regirá para las estaciones de peaje ubicadas en las rutas 3, 5, 7, 8, 9,11, 33, 34, 36, 38 y 205. No habrá descuentos en los accesos a la CapitalFederal ni en las rutas 2 y 11 de la provincia de Buenos Aires. La reducción-que alcanza a casi el 80% de las rutas con peaje- será absorbida por losconcesionarios. Según los cálculos de Machinea, esa rebaja representará18 millones de pesos menos de recaudación para las empresas. Se mantendrán sincambios los descuentos vigentes para los camiones y colectivos de hastael 33%. Como los concesionarios pasan a absorber un 8%, el subsidio que debepagar el Estado por esas rebajas se reduce y quedará en torno de los 40millones de pesos anuales. También seguirán los subsidios anuales decasi 70 millones de pesos que los concesionarios vienen cobrando desde larenegociación de 1992 que había aprobado el ex ministro Domingo Cavallo. Juntocon las auditorías que definirán las deudas a pagar, la Secretaría de Obras Públicasverificará el cumplimiento de las obras y los planes de inversión comprometidos.El Estado podrá encarar la realización de "obras adicionales,complementarias y no competitivas" sobre las rutas concesionadas con totalindependencia del concesionario. Los contratos no serán prorrogados yhacia fines del 2002 el Gobierno convocará a una nueva licitación públicapara adjudicar los corredores viales.

Al confirmar los alcances del acuerdo, Gallo señaló que la rebaja de lospeajes "contribuye al esfuerzo que se está haciendo para que la economíasea más competitiva". Agregó que la disminución tarifaria "se logracon una racionalización del gasto de las empresas concesionarias" y queesta medida "forma parte del ajuste de toda la economía".

Por su parte, el vicepresidente de Techint, Eduardo Baglieto, indicó que larebaja que aplicarán las empresas representa una "expresión de confianzaen la ejecución de un plan de infraestructura que ayude al desarrollo".

Con respecto al aumento de hasta el 23% que por contrato ya puede aplicar elconcesionario del corredor 18 -abarca las rutas mesopotámicas 12 y 14 y es elúnico renegociado hasta el 2018-, Gallo sostuvo que, por ahora, no se autorizóajuste algu

Temas en esta nota

    Cargando...