El sector algodonero no encuentra el camino

31deEnerode2000a las08:07


La caídadel precio internacional, la falta de recursos (como consecuencia directa de lasdos últimas campañas algodoneras) y la sequía de invierno y primavera sonfactores que se conjugaron para tornar cada vez más crítica la situación delsector algodonero.

Hay que añadir la caída del área de siembra:de 1.100.000 hectáreas (paratodo el país) en la campaña 1997/1998 se bajó a 280.000 hectáreas en la de1999/2000.

La empresa Almirotty y Cía. SRL redactó un informe exhaustivo que indica lasituación de los cultivos y del mercado de fibra de algodón.

Según las conclusiones de este análisis, el estado de los cultivos es deregular a bueno, nada espectacular, pero se puede pensar en 330.000 toneladas debruto o algo más, y no menos de 110.000 toneladas de fibra, que alcanzarían-se señala- de no avanzar los ataques de plagas o algún otro inconveniente(lluvias excesivas, etcétera) para cubrir las necesidades de la industria sinmayores sobresaltos.

Falta derecursos

El análisis deAlmirotty revela también que se están registrando fuertes ataques decapulleras, que no se están combatiendo debidamente por falta de recursos,especialmente de los productores chicos, "por lo que vemos unas 60.000 hectáreasseriamente comprometidas en la provincia del Chaco".

Agrega la empresa que los distribuidores de laboratorios y agroquímicos no fían,los bancos no dan y los productores no tienen, por lo que la posibilidad deproseguir con cultivos logrados es dudosa. Quedarán muchas hectáreas a medioproducir, o al menos comidas por las plagas y tapadas por los yuyos.

Reiteró el informe que, en caso de problemas climáticos que faciliten laaparición de plagas, los productores algodoneros no cuentan con los medios, niel crédito para defender sus cultivos.

La fibra resultante de la cosecha -explica el análisis- deberá tener lacalidad necesaria para el consumo de la industria local, que, de no ser de estamanera, sumaría un problema más a los muchos que ya tiene para subsistir.

Los precios

Según elestudio de Almirotty, un un hecho verificable es que saldos de lotes yremanentes de exportación se vienen colocando con cierta demanda en el mercadointerno.

Se trataría, asimismo, de estirar la cobertura para llegar a una cosecha quese anticipa tardía, y se operaría para algodones con deficiencias demicronaire en los siguientes valores: tipo "D" con 27/28 milímetros,1,18/1,25 peso para pago continuo (a no más de 8 días).

La exportación, terminados sus embarques y cumplido todo lo pendiente, estaría,según el informe, fuera de competencia, por lo que tarde o temprano los lotesque aún quedan en manos de productores se colocarán todos, sin quedar ningúnstock remanente y a la espera de que, al menos en abril (aunque sea tarde) secuente con la cosecha argentina para poder mantener las fábricas trabajando, yaque el precio de los algodones importados descolocan a los hilanderos para laventa de sus productos terminados, en función de las cotizaciones de lostextiles en la plaza internacional, fuertemente subsidiados en todo el mercado.

Búsqueda desoluciones

Los analistasque realizaron este informe piden que no se minimice la magnitud de losproblemas por resolver. Hay coincidencia casi generalizada en que el gabinetenacional cuenta con los mejores elementos humanos

Temas en esta nota

    Cargando...