Los dirigentes del agro, satisfechos

Por
10deFebrerode2000a las08:06

LA ECONOMIA QUE VIENE: DIFERENCIAS ENTRELAS TASAS DEL CAMPO Y DE LA CIUDAD

DANIEL DIAZ

Sobre los 350.000 productores agropecuarios quetiene el país, el respiro conseguido ayer por el campo, en la CasaRosada, beneficiará a 77.000 endeudados con el Banco Nación.

Luego de hablar con el presidente Fernando de la Rúa, el ministro de Economía,José Luis Machinea, el secretario de Agricultura, Antonio Berhongaray y elpresidente del Banco de la Nación Argentina, Chrystian Colombo, el agro obtuvo,entre otras medidas, el lanzamiento de dos líneas de crédito pararefinanciar deudas por "3.050 millones de dólares", según calculóColombo.

La situación financiera de los endeudados no es igual en todos los casos. Casiel 60% tiene su cartera en orden. "Pero hay unos 23.000 productores, conuna deuda global de 1.200 millones de dólares, que están en mora".

Los que venían cumpliendo tendrán una bonificación del 2% en las tasasde los créditos que soliciten. Para los que no están pagando se abrieron dosposibilidades: refinanciar a 10 o 20 años. En ambos casos, el límite deendeudamiento es de hasta 500.000 pesos. "Y el tiempo parainscribirse vence el 31 de marzo", advirtió el titular del Nación.

Todos estos deudores agropecuarios tendrán que pagar tasas de entre el 11,5y el 13,5% anual. Más baratas que las que les cobra el propio Banco Nacióna las empresas de la industria o de los servicios (14% anual) y muy lejosde la que deben pagar los particulares (20%).

Frente a esto, los presidentes de las cuatro entidades del agro, quecompartieron el estrado con los funcionarios, dieron un fuerte apoyo aestas medidas.

Para Enrique Crotto, de la Sociedad Rural Argentina, "es un esfuerzomuy grande que hizo el Nación. Por eso, yo les pediría a los productores quetraten de acogerse al bono".

René Bonetto, de la Federación Agraria Argentina, la entidad que agrupa lospequeños y medianos productores, también se mostró conforme. "Alenfermo había que bajarle la fiebre. Ahora habrá que atacar las causasde la enfermedad: la falta de rentabilidad", dijo.

Las cooperativas, de la mano de Valentín Levisman, titular de Coninagro,apostaron al futuro. "Tenemos la certeza de que el Gobierno puso el máximoesfuerzo. El paso siguiente es poner en marcha las políticas activasque hacen falta".

Por su parte, Juan Bautista Corea, presidente de Confederaciones RuralesArgentinas, estimó que "el productor tendrá que anotarse para noquedar en el camino".

Pero este plan de refinanciación vino acompañado, además, por otro elementoque les dará aire a los productores: una línea por 150 millones al 10,5% parapoder retener (hasta que mejoren los precios) la cosecha gruesa (maíz,soja y girasol), el algodón y el tabaco.

El campo, esta vez, no pudo quejarse. Pero todavía hay dudas en el futuro:"Tenemos que aumentar el apoyo a los más endeudados para que puedancumplir con los pagos y además encarar la próxima campaña", dijoLevisman.

Temas en esta nota

    Cargando...