La Argentina lidera el mercado de porotos

10deMarzode2000a las08:12

Sigue pendiente unarenegociación con México

EscribeNanete Giovaneli
desgravaba las importaciones de poroto negro, pero agregóuna cláusula: sujeto a licencia previa. Desde entonces, México noliberó ninguna licencia para la importación de poroto negro argentino.

«Existe una marcada discriminación hacia laArgentina, amparada legalmente», explicó José María Lázara,presidente de la Cámara de Legumbres de la República Argentina (CLERA).El vencimiento del acuerdo con México es en 2001. «Es increíble la ingenuidado la falta de preparación de los negociadores argentinos», insiste hoy Lázara.

Cuando la Argentina abrió sus fronteras, Méxicoalcanzó un superávit de 150 millones de dólares, por lo tanto debían buscaruna compensación a dicho superávit. Actualmente el país azteca cubre susnecesidades de demanda con un «altísimo grado de protección que incluyesubsidios a la producción local», aseguró el dirigente. Asimismo, Méxicoestá obligado, por ley, a otorgar licencias por 50 mil toneladas anuales a losEstados Unidos.

Los principales competidores de la Argentina son losEstados Unidos, Canadá, Australia y China, que «son los que más apoyan a laproducción con subsidios», dijo el titular de CLERA. «En cambio, nosotrosestamos en un país geográficamente marginal, sin apoyos y lo único quepedimos es que nuestros negociadores nos coloquen en igualdad de condicionesrespecto del resto», reclamó el dirigente. Los principales destinos deventa de poroto negro son Brasil, México, Venezuela, Costa Rica y Cuba,cubriendo entre 90% y 95% de la demanda.

Europa,en donde existe un alto nivel de consumo y estrictos requisitos de calidad,cubriendo hasta 70% de su demanda. Actualmente se envían alrededor de 100 miltoneladas de poroto blanco a la Unión Europea, con muy bajo nivel decompetencia, «ya que la calidad del poroto argentino sólo se compara con la delos Estados Unidos», según Lázara.

Importadores

Hoy Brasil es el único importadorde arvejas argentinas. Si la Argentina lograun acuerdo de librecomercio con la región, cuyos países son altísimosconsumidores de lentejas y arvejas, la producción se duplicaría. «Resultacasi imposible encontrar mercados alternativos aun en nuestra propia área deinfluencia como es la Comunidad Andina

Temas en esta nota

    Cargando...