Conexión Agropecuaria

14deMarzode2000a las16:37


Economía


La semana abrió con una fuerte corrección a la baja en las acciones tecnológicas, que comenzó en Japón y continuó en Europa y Estados Unidos, aunque finalizando al jornada se registró una recuperación. Al mediodía de hoy lunes el índice Nasdaq de Wall Street, que nuclea las principales acciones vinculadas a la tecnología, había caída su límite máximo y cotizaba 2,6% por debajo del cierre del viernes. Sin embargo, cerró con una caída de 1,46%, en tanto que el Dow Jones logró una moderada ganancia, de 0,31%.

El dato del PBI japonés para el último cuatrimestre de 1999, dado a conocer hoy, con una contracción de 1,4% (analistas esperaban que cayera 1%), fue clave para el desmoronamiento de los mercados, ya que desde el punto de vista técnico este país vuelve a la recesión, ya que lleva dos cuatrimestres consecutivos de contracción de su PBI. De todas maneras, los japoneses están más concentrados en el futuro (catalogado como "brillante" por agentes del gobierno), ya que todos los indicadores primarios indican que la economía vuelve a la expansión a partir de comienzos de este año.

Las principales bolsas europeas cerraron con bajas de consideración. La excepción fue España, donde el rotundo triunfo de la gobernante centro derecha en las elecciones de ayer le dio tranquilidad a los inversores y la bolsa se vio robustecida. La tendencia también afectó a las bolsas de la región. El índice Bovespa, de San Pablo, se contrajo 3,75%, en tanto que el Merval, de Buenos Aires, cayó 0.55%.

En cuanto a las paridades cambiarias el dólar mostraba señales de debilidad relacionadas con la caída de las acciones tecnológicas. Contra el yen se movía en sus mínimos en seis semanas y contra el euro, moneda que sufrió un fuerte debilitamiento en las últimas semanas, se ubicaba en sus valores más bajos desde principios de mes.

En lo que refiere a los precios del petróleo, la semana pasada la tendencia fue errática, con oscilaciones de consideración. Es de esperar que los valores se mantengan en los actuales niveles hasta tanto se produzca la esperada reunión de los miembros de la OPEP a fin de mes, cuando se espera que tomen una decisión a favor de elevar los volúmenes de producción. De todas maneras, analistas del mercado no esperan que el aumento acordado llegue a los dos millones de barriles diarios que, se dice, es lo que precisa el mercado para retomar el equilibrio.

En otro orden, los datos de la balanza comercial de China para el primer bimestre del año demuestran una reducción del superávit comercial y un fuerte crecimiento tanto de las exportaciones como de las importaciones. Esto confirma la mejora de la demanda tanto interna (lo que empuja al alza las importaciones) como externa (que favorece las exportaciones), de la mano de la recuperación de las economías de los restantes países asiáticos luego del crack de 1997. A su vez, los mayores controles contra el contrabando son también un factor importante en el aumento de las importaciones legales. El superávit comercial se redujo en 23% en el primer bimestre de 2000 comparado con el mismo período de 1999, con un aumento de 41,2% en las exportaciones y de 54,2% en las importaciones.

El país asiático, en tanto, sigue a paso firme en su objetivo de ingresar a la Organización Mundial de Comercio. Para ello sigue adelante con sus acuerdos bilaterales. El último de ellos fue alcanzado con Argentina pocos días atrás, y se menciona que la posibilidad de llegar a un entendimiento con la Unión Europea no está lejana.

En el plano regional, la Comunidad Andina (CAN) y Argentina están a un paso de lograr un acuerdo de preferencias arancelarias, al obtener entendimientos en el 70% de los productos negociados

Temas en esta nota

    Cargando...