Leve alza en las ventas de maquinaria agrícola

Por
26deAbrilde2000a las08:37

En marzo hubo un aumento de operaciones respecto de febrero, pero todavía nose llega a los niveles de 1999.


La incertidumbre que envuelve la cosecha gruesa y la volatilidad del mercado decereales no son un obstáculo para que repunten las ventas de maquinariaagrícola. En la Asociación de Fábricas Argentinas de Tractores y otrosEquipamientos Agrícolas y Viales (AFAT) se estima que en marzo las ventas detractores aumentaron un 40% y que las de cosechadoras se triplicaron respecto defebrero último.

De esas cifras se desprende un diagnóstico diferente si se las compara conlas operaciones efectuadas en 1999. En el primer caso descendieron un 27,4% y enel segundo, un 14 por ciento.

Lejos de considerar que se está superando la crisis que atraviesa el sectordesde comienzos del año último, cuando Brasil devaluó el real, losindustriales observan una lenta recuperación de la demanda y se mantienenexpectantes. Nadie aventura proyecciones. La reanimación del mercado depende delos rindes de las cosechas, de la evolución de las cotizaciones agrícolas, dela oferta crediticia y de la variedad de los equipos disponibles.

"La ExpoChacra le dio un poco de oxígeno al sector. Se concretaronalrededor de 600 operaciones por un valor de $ 20 millones. Pero ese envión dela demanda no se sostuvo y la crisis que atraviesa la industria está lejos derelativizarse", señaló Manuel Dorrego, de la Cámara de Fabricantes deMaquinaria Agrícola.

El directivo advierte señales positivas que podrían reanimar los negocios."Las alzas en el precio de los granos registrados en marzo; la línea decrédito para la compra de bienes de capital de origen nacional, que lanzó elBanco Nación, y la prórroga del decreto que establece el descuento del 10% enlas compras de implementos agrícolas podrían revertir la actual apatía delmercado", apuntó.

Por ahora, las industrias locales "tratan de retener la mano de obra ycontener el problema social en el interior, pero sangran poco a poco frente a larecesión y a la competencia con los implementos brasileños", se quejó eldirectivo.

Lelio Lambertini, directivo de la fábrica de tractores y equipos forrajerosMainero, explicó que "está creciendo el interés por los equipos de usoestacional, pero se necesitan señales de reactivación mediante la eliminaciónde los impuestos distorsivos y la prórroga de la validez del decreto 257de esteaño, que vence a fines de mes".

En la firma John Deere se percibe una recuperación respecto de los mesesanteriores, pero no en comparación con 1998. La empresa creó una financierapara movilizar sus operaciones locales. No obstante, el gerente comercialFernando López opinó que la situación no depende sólo de la ofertacrediticia sino también de la evolución de la cosecha.

La opinión de los productores no difiere de la de los industriales. "Elsector está parado: hay mucha oferta y pocas ventas. Hoy los clientes tienen laposibilidad de plantear todo tipo de condiciones, desde los plazos de pago hastala entrega de equipos usados", resumió Marcos Rodrigué, que trabaja másde 25 mil hectáreas.

Oscar Alvarado, que siembra más de 30.000 ha en campos de terceros, opinóque este año respecto de 1999 hay mayores facilidades financieras para quienestienen sus carpetas en orden. "En el campo hay mucha plata invertida enfierros, pero a la hora de renovarlos, ese capital tiene poco valor. Lo quemovilizaría la reconversión sería un plan canje", señaló Alvarado.

 

Temas en esta nota

    Cargando...