Lento avance de la cosecha algodonera

03deMayode2000a las08:32

A un paso lento, se desarrolla la cosecha de algodón en la Argentina. Conayuda del buen tiempo se obtienen lotes de algodón en bruto de buenas calidadesy excelentes características hilanderas.

El productor que pudo sembrar debe estar satisfecho ya que está cosechandocon rendimientos muy aceptables comparados con los de los últimos 3 añosmalos, lo que le hace tener la esperanza de volver este año a más de 1.500kilos de algodón en bruto de promedio por hectárea, que podría llevar a unaproducción total de 150.000 toneladas de fibra. Además está logrando un buenprecio por los lotes entregados a las desmotadoras que obtienen buenosrendimientos en las mismas, que son comercializados rápidamente para abastecera una industria textil local ávida de buenos algodones.

Para mayo se espera el grueso de la cosecha, continuando luego en junio. Porahora no hay posibilidades de negocios para exportación dada la gran diferenciaentre los precios que pagan las hilanderías locales y los exportadores. Si esteaño se hubieran sembrado por lo menos 600.000 hectáreas, la actual podríahaber sido una buena cosecha. Sin embargo, se sembraron sólo 300.000hectáreas, debido a la sequía y la falta de financiación contra 1.000.000 dehectáreas en un pasado cercano. Se espera que la obtención de mejores preciosen esta cosecha impulse a los productores a sembrar nuevamente una cantidadimportante de hectáreas el año próximo.

En tanto los futuros de algodón en el mercado de Nueva York se movieron enforma mezclada, sin grandes variaciones durante la semana anterior. Sin laparticipación de los especuladores, el mercado se está convirtiendo en algoaburrido. Se negocian pocos contratos y el interés declinó firmemente durantelas últimas dos semanas.

Demanda

Los especuladores están prácticamente a mano con un escaso 4,5% cortos. Porsu lado, los comerciantes parecen estar igualmente indecisos sobre el siguientecurso de acción, con la mayor parte de los negocios orientados a fijaciones y acambios de posición. Parece que la mayoría de los productores están fuera dela mesa por ahora. Por lo tanto en este momento los jugadores están esperandopacientemente por el próximo movimiento. En cuanto a la oferta y la demandamundial, mientras la producción mundial estuvo relativamente estable el últimopar de años, el consumo mundial no solamente se recobró desde la crisisasiática sino que ahora está claramente superando a la producción. LosEstados Unidos continúan siendo la mayor fuerza en cuanto a la demanda, perotambién es evidente que la recuperación económica en Europa y Asia estáyendo hacia una demanda más fuerte de la que fuera anticipada varios mesesatrás. La importación de textiles a los Estados Unidos fue creciendo a un pasocontinuo hasta arriba de 18% en los dos primeros meses de este año.

A pesar de este incremento en las importaciones, las hilanderías del paísdel Norte mantuvieron su consumo por arriba de los 10 millones de fardosanuales. La estimación de consumo para febrero fue de 10,1 millones de fardosanuales y para marzo se estiman 10,2 millones. Se espera que si la demanda siguetan fuerte como hasta ahora, la demanda mundial podría sobrepasar los 92millones de fardos anuales. Por lo tanto el mundo necesita abundantes cosechasde algodón para cubrir esta estelar demanda. Solamente porque Estados Unidospodría producir una cosecha de 20 millones de fardos no hay razón para serbajista a 57,00 cts/lb, mientras la demanda se mantenga para arriba. El período1994/’95 sirve como un gran caso de estudio para los incrédulos. Mirando elescenario cercano, se tiene la impresión de que este temporario adormecimientoen el mercado y el caso de que el stock certificado ha subido ahora hasta300.000 fardos son vistos como un signo bajista por la mayoría de losparticipantes.

Pero también se cree que es peligroso estar corto a estos niveles bajos. Lafalta de activi

Temas en esta nota

    Cargando...