Inquieta más la caída del euro que la suerte del real.

Por
10deMayode2000a las08:14

La moneda europea se devaluó 25% frente al dólar. Y las ventas argentinas aEuropa perdieron competitividad. El canciller dice que habrá reclamos másduros frente al proteccionismo europeo

Por. ELEONORA GOSMAN y PABLO MAAS. Enviados a Río de Janeiro.


En la visión del Gobierno, el drama que vivió la Argentina en su relación conBrasil durante el año pasado habría desaparecido.

Al canciller Adalberto Rodríguez Giavarini le preocupa más lo que estápasando con la moneda europea, que se devaluó cerca de un 25% respecto aldólar, que lo que ocurra con la moneda brasileña. Para las exportacionesargentinas significa pérdida de competitividad, y ya lo están sufriendo encarne propia: las que van a la Unión Europea cayeron 12% el último trimestre.

Rodríguez Giavarini se despidió ayer de Río de Janeiro, donde participódel Foro Económico Mundial, con optimismo. Durante la entrevista con Clarín ymientras miraba hacia el mar de Copacabana, uno de sus asesores se acercó y ledijo: "Se confirmó lo de Domingo Cavallo". Así fue como el cancillerse enteró de que el candidato a la Jefatura del Gobierno de Buenos Aires habíadesistido de participar en una segunda vuelta.

El buen humor que le produjo la noticia lo predispuso para hablar muydistendido de los problemas económicos y comerciales con Brasil: "Hoy mepreocupa más la devaluación del euro que la del real", dijo.

—¿Entonces se terminaron los problemas de tipo de cambio con Brasil?

—Las grandes dificultades originadas por la devaluación brasileña deenero de 1999 han desaparecido. Esto ocurrió porque la Argentina mejoró sucompetitividad y Brasil ubicó su tipo de cambio en un nivel más cercano al quetenía antes de la devaluación. Brasil quedó con una ganancia del 20% sobreaquella base. Pero además hay señales políticas importantes. Ayer estuve enuna reunión con el canciller Lampreia y lo noté realmente muy optimista, alexpresar que el gobierno brasileño ha logrado recuperar la relación deconfianza con la Argentina.

—¿Qué puede hacer la Argentina respecto a la devaluación del euro?

—Nada. Lo mejor que podemos hacer es mejorar nuestros precios, negociarbilateralmente y pedir que quiten las barreras cuantitativas al comercio. Elfenómeno de la devaluación del euro tiene que ver con que Europa no puedecompetir con la productividad americana. Y nosotros estamos atados a laproductividad americana, pero sin tenerla.

—¿Hay alguna decisión de Brasil y Argentina de endurecer sus reclamosfrente a las barreras que impone Europa?

—Sí. Existe un reclamo más duro, sobre todo en agricultura y servicios.El poder del proteccionismo es muy fuerte en Europa.

—¿Y con Estados Unidos?

—Los dos gobiernos tenemos también problemas con los Estados Unidos. A laArgentina y a Brasil nos colocaron en el banquillo de los acusados ante laOrganización Mundial del Comercio. Ya nos pusieron un panel por el temapatentes.

-¿Y qué van a hacer?

-Nos vamos a defender con nuestra ley.

—¿Cómo trabajan con los privados en las negociaciones sectoriales.Crearán algún ámbito especial para promover la participación de losempresarios?

—No hace falta un ámbito especial, porque nuestros contactos funcionan muyfluidamente. Yo llamo a los interesados cada vez que hay una negociación. Perono quiero caer en un organismo tipo cartel que puede ser visto como un foro depresión.

—En esta reunión rondó la percepción de que Argentina está másdecidida a avanzar en la convergencia de políticas con Brasil que los mismosbrasileños

. —Creo que es una cuestión de énfasis en las declaraciones. Hay uncompromiso que firmamos los dos países en Buenos Aires la semana pasada yaquí, en Río, lo ratificamos ante la comunidad financiera y empresariamundial.

Temas en esta nota

    Cargando...