Aplicarán restricciones a alimentos europeos

19deMayode2000a las08:18

Derogarán decretos que permitían el rápido ingreso de comestiblesimportados; la medida busca favorecer a los productores locales y podría causarrepresalias.

En un nuevo capítulo de la disputa comercial con Europa, el Gobiernoaplicará mayores restricciones para el ingreso de alimentos importados, se supoayer de fuentes del Ministerio de Economía. La iniciativa busca, además,aliviar la situación de los productores locales ante la recesión del mercadointerno y la pérdida de competitividad por la devaluación del euro.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) propuso,impulsado por el Poder Ejecutivo, la derogación de una serie de medidasdecretadas entre 1991 y 1992 por la administración menemista, que permitían laimportación casi automática de los alimentos que contaran con lacertificación en origen.

Según el Gobierno, estas medidas posibilitaban la comercialización deproductos de baja calidad en el mercado interno. Los bienes afectados por estaintervención oficial suponen unos $300 millones anuales en alimentosimportados.

El titular del Senasa, Oscar Bruni, explicó que los decretos"favorecieron a los supermercados -que podían abastecerse con productosmás baratos que los del mercado interno- y perjudicaron a la producciónlocal".

Fuentes de la Coordinadora de Industrias de Productos de la Alimentación(Copal) apoyaron la iniciativa oficial y denunciaron que los paísesdesarrollados aplican un "doble standard" en sus exportaciones."Venden a países como la Argentina productos de menor calidad que los queexportan a mercados más exigentes", afirmaron.

En cambio, fuentes diplomáticas europeas expresaron su reserva ante el temay aclararon que podría haber represalias desde Bruselas. Ocurre que si bien ladecisión se basa en supuestas diferencias por la calidad de los alimentos, enrealidad será una de las armas que utilizará el Gobierno para exigir a laUnión Europea el ingreso de una mayor cantidad de productos argentinos.

Limitan el ingreso de alimentos importados

La medida se basa en razones sanitarias, pero en rigor es una respuesta a ladisputa comercial con Europa y busca proteger a la industria local.

El Gobierno derogará una serie de medidas legales que permiten el ingresocasi automático de alimentos importados.

La polémica decisión, promovida por el Servicio Nacional de Sanidad Animal(Senasa), está dirigida a controlar carnes, chocolates y lácteos de origenextranjero que no cumplan con suficientes requisitos de calidad. Se trata de unagama de productos por un valor de $ 300 millones, sobre un total de $ 1100millones que la Argentina importa en alimentos por año.

Las medidas por derogarse, que habían sido dictadas entre 1991 y 1992,reconocen como válida la certificación de los alimentos en origen. A partir desu eliminación, los productos importados deberán pasar por los controleslocales.

El titular del Senasa, Oscar Bruni, confirmó ayer a La Nación que sederogarán los aspectos vinculados con la importación de alimentos contenidosen los decretos 2092/91, 2284/91 y 1812/92, que permitían el ingreso deproductos "sin ningún requisito sanitario". "Esto favoreció alos supermercados y perjudicó a las pequeñas empresas nacionales",sostuvo el funcionario. "El padre intelectual de estos decretos fue(Domingo) Cavallo, cuando era ministro de Economía, y el autor concreto fue(Pablo) Rojo, como subsecretario de Desregulación", acusó Bruni.

El decreto 2092/91 estableció que cuando las importaciones de alimentosprovengan de países con los que la Argentina mantiene acuerdos de reciprocidad,"la autoridad Sanitaria Nacional podrá también considerar satisfechas lasexigencias" del código alimentario argentino. Además, le exigió alEstado un plazo no mayor a 30 días para examinar el producto. Tras ese pla

Temas en esta nota

    Cargando...