China, a un paso de entrar a la OMC: abriría su economía

Por
25deMayode2000a las09:57

DEBORAH McGREGORIN. Del Financial Times.
La Cámara de Representantes (diputados) de EstadosUnidos aprobó anoche un acuerdo comercial con China que habilitará al giganteasiático a ingresar a la Organización Mundial de Comercio, hecho históricopor las repercusiones que puede provocar a partir de la apertura del mayormercado mundial, tanto para importar como para exportar.

Por 237 a 197 votos, la cámara baja dio apoyo a una iniciativa muyanhelada por la Casa Blanca, y ahora la decisión final quedará en el Senado,donde habría una ratificación. Apenas decidida la votación, el presidenteBill Clinton ofreció un mensaje de salutación y calificó, como al de ayer, de"muy buen día" para EE.UU.. Clinton se movió activa ypersonalmente para convencer a legisladores que dudaron, hasta el final, desu voto.

Los antecedentes de esta decisión —que se suma a la similar que la UniónEuropea y China tomaron hace pocos días— datan de hace 25 años,cuando una ley autorizó al presidente de EE.UU. a liberalizar el comercio conpaíses comunistas si éstos permitían la libre emigración, entonces destinadaa los judíos que querían irse de la ex Unión Soviética.

Desde entonces, una vez al año el Congreso evaluaba la relación del país conpaíses como China. Hoy, sólo a un pequeño número de países Washington leniega tener con EE.UU. "relaciones comerciales normales permanentes".Ahora, el otorgamiento de este tipo de relaciones a Beijing permitiríafinalmente sacarlo de la lista de los "más indeseados" por EE.UU. y,sobre todo, servirá de "pase" para ingresar a la OMC.

El lobby sufrido por el Capitolio fue intenso. Empresarios que apoyaban ysindicalistas que protestaban. Unos hacen cuentas para cuando se abra más elmercado chino a diferentes negocios (petróleo, seguros, bancos, nuevastecnologías); los otros temen perder el empleo si China sube todavíasus exportaciones a EE.UU., que tiene un déficit crónico con el país asiático.

Para el Partido Demócrata de Clinton, éste fue un momento de inflexión. Elala más a favor del libre comercio, los "nuevos demócratas", fueresponsable de conseguir una ola constante de conversos en los días previos aesta votación.

Los republicanos también estaban divididos. Hubo críticas a avalar a un paísal que juzgan violador de derechos humanos. Pero sus líderes oyeron a lasempresas, que no toleraban la idea de que los recortes a los aranceles sobreproductos industriales y agrícolas les fueran negados mientras sus colegasasiáticos y europeos ingresan al mercado chino.

Traducción de Silvia S. Simonetti

Temas en esta nota

    Cargando...