Producirán vinos en la Patagonia

Por
01deJuniode2000a las08:05

El bodeguero Bernardo Weinert construirá una finca en Epuyén.

Cuando en 1975 compró y reconstruyó en Mendoza un predio centenario quehabía permanecido abandonado durante 45 años, el empresario brasileñoBernardo Weinert soñaba con convertirse en uno de los mejores productores devinos de la Argentina. Y a tal punto lo logró que hoy Bodega y Cavas de Weinertes reconocida como una de las más prestigiosas del país, por la calidad de susblancos, tintos, rosados y espumante.

Pero el hombre que forjó su patrimonio en Brasil, en el negocio de lasempresas de transporte, no se conforma con la fama bien ganada, y ahora va pormás:comenzará a producir vinos en la Patagonia, en un territorio en el quetodavía ningún bodeguero se animó a hacer pie.

"Alguien tiene que abrir nuevos caminos", dice Weinert, desde sus68 años, cuando se lo interroga sobre los motivos que impulsaron su decisiónde plantar uvas y construir una bodega en Epuyén, en la provincia del Chubut, a15 kilómetros de El Bolsón. Epuyén es reconocida como la capital nacional dela fruta fina. "Ahí crecen las mejores cerezas y frambuesas del país, ypor eso creo que existen condiciones climáticas óptimas para cultivar uvas.Incluso está sobre el paralelo 42º, a la misma altura que regionesvitivinícolas de excepción como La Rioja, en España, o Bordeaux, enFrancia", argumenta.

Todo empezó en 1989 con una experiencia piloto. En media hectárea, que lecedió en préstamo un chacarero de la región, plantó variedades de pinotnoir, merlot, chardonnay y riesling y realizó microvinificaciones entre 1994 y1997. Estimulado por los buenos resultados, finalmente compró 25 hectáreas por$60.000 y recibió otras 58 en el cerro Pirqui, cedidas en concesión durante160 años, por el gobierno del Chubut.

La construcción de la bodega finalizará en 2002 y la primera gran vendimiapatagónica se realizará en 2003. Weinert elaborará 200.000 botellas premiumpor año: el 40% se destinará a la exportación, otro tanto se venderá entrelos turistas que visitan la región y el resto se colocará en vinerías yrestaurantes de todo el país.

Precursor, también pretende hacer punta en la elaboración de aguardientesde frutas finas, para impulsar el consumo de un producto que en la Argentina aunno tiene demasiados adeptos.

Su bodega produce actualmente en Luján de Cuyo 800.000 botellas anuales ydurante 1999 obtuvo una facturación de $ 4,2 millones.

Temas en esta nota

    Cargando...