Descontento del agro con el FMI

Por
08deJuniode2000a las08:23

Los dirigentes rurales pidieron que el organismo ceda en sus presiones

El sector agropecuario sintió una especie de frustración en la reuniónmantenida ayer con los funcionarios del Fondo Monetario Internacional (FMI), quese encuentran en el país. También participó del encuentro el presidente de lacomisión de Agricultura de la Cámara de Diputados, Héctor Romero (UCR).

A cada reclamo presentado por los dirigentes del agro la subdirectora delDepartamento Hemisferio Occidental del FMI, Teresa Ter-Minassian, tuvo un"pero" y así la gente del campo dejó el Ministerio de Economía,donde se realizó el encuentro, sin las respuestas que esperaba del organismointernacional.

"En criollo, le pedimos al Fondo que nos saquen la pata de encima",señaló René Bonetto, presidente de la Federación Agraria Argentina.

Sin embargo, la funcionaria del FMI replicó con un llamado de atención:"Cuidado, la deuda hay que pagarla, porque detrás de ella hay inversores.Hay que cumplir con los compromisos asumidos con los bancos, porque de locontrario puede haber una fuga de capitales en el país".

Incluso, la funcionaria insistió con la receta de que "hay queracionalizar el presupuesto y bajar el gasto público".

Bonetto, que también es director del Banco Nación, volvió a la carga y leexplicó a Ter-Minassian que "la estabilidad social está en peligro en elinterior". Ella lo miró y tomó nota.

La sensación que tuvieron los representantes del campo es que losrepresentantes del FMI desconocen algunas realidades del agro.

El presidente de la Sociedad Rural Argentina, Enrique Crotto, puso comoejemplo lo que sucede con el arroz. "Señora -le dijo a Ter-Minassian-, conel comienzo de la convertibilidad, en 1991, el kilo de arroz valía 14 centavosde peso y el litro de gasoil (principal insumo de esa actividad), 19; hoy, elcereal vale 11 centavos y el combustible 50. Se está poniendo en riesgo a todauna región (el Litoral)."

Según Crotto, la representante del FMI se quedó mirándolo fijo, como conextrañeza. "Me pareció, por su gesto, que no conocía estasituación", agregó. El titular de la Rural también destacó el gesto delFMI, que se ofreció a recibir las denuncias por políticas paraarancelarias osubsidios encubiertos.

Los dirigentes del campo, entre los que estuvo Manuel Cabanellas, de CRA,entregaron al FMI un documento, que reseña los principales problemas queafectan al sector, entre ellos la transferencia de casi $ 5000 millones que haceel campo al Estado y a otros sectores de la economía. Este informe también fuerecibido recientemente por el director gerente del Fondo, Horst Köhler. Con elargumento de que el sector agroalimentario es el motor de la economía argentinacomo generador de divisas (representa el 60 por ciento del total exportado), losdirigentes plantearon requerimientos mínimos a corto plazo: mejorar lascondiciones de competitividad; rediseñar la política económica; profundizarlas reformas destinadas a lograr una reducción efectiva del gasto; acelerar ladesregulación de los servicios públicos privatizados y hacer efectivo el PactoFederal Fiscal suscripto en 1993.

Temas en esta nota

    Cargando...