No todos sonríen por la apertura china

Por
13deJuniode2000a las08:08

El gobierno de EE.UU. y multis como Cargill o Bunge creen que habrá jugososnegocios en el comercio con China · Pero los granjeros ven que los precios delagro bajan y temen una mayor competencia

NIKKI TAIT. Del Financial Times.

Es posible que el voto del Congreso de Estados Unidos a favor de establecerrelaciones comerciales permanentes con China haya hecho descorchar variasbotellas de champán entre los lobbistas de Washington que representan a lapoderosa industria de los negocios del agro. Pero en los maizales del interiorestadounidense la reacción no fue igual.

Los habitués de un popular sitio de chat del mundo rural, por caso, nodijeron nada bueno sobre el acuerdo, que podría permitir el ingreso de China ala Organización Mundial del Comercio y, con ello, hacer que este debate seexpanda al mundo.

Se preocuparon, en cambio, por la posibilidad de que cuando China reciba másayuda, vía la tecnología occidental, aumente su producción y exportaciones,haciendo bajar más aún los deslucidos precios que vienen teniendo las materiasprimas.

"Si el comercio es tan bueno para los agricultores de EE.UU. ¿por quétras el Tratado de Libre Comercio Norteamericano (NAFTA) no vimos más que bajasen los precios?", se preguntó un agricultor.

Nada de esto se escucha en Washington, donde el comentario más común es quela votación de China fue una clara victoria para el campo de EE.UU.

El Departamento de Agricultura del país vaticinó que en pocos años lasexportaciones agrícolas de EE.UU. registrarán un aumento de US$ 2.000millones.

Los grandes grupos empresarios estadounidenses del campo se hacen eco deestos pensamientos. Cargill, el mayor grupo del país y uno de los vendedores degranos más grandes del mundo, opina que la integración de China con la redcomercial mundial "sólo puede significar que se convertirá en un mercadomás grande, mejor y más coherente". El factor demográfico, únicamente,exigirá a China convertirse, con el tiempo, en un importador más grande deproductos agrícolas, dice.

"China concentra 22% de la población mundial y apenas 7% de las tierrasagrícolas. Es un consumidor natural de productos agrícolas", sostieneBill Wells, director de finanzas en Bunge, otro gran productor cerealero. Pero aestas visiones se oponen, por ejemplo, tres fuertes entidades rurales: laAsociación Maicera de EE.UU., la Unión Nacional de Granjeros y la CoaliciónNacional de Familias Campesinas.

Temas en esta nota

    Cargando...