El LPD y su efecto sobre los precios

16deJuniode2000a las11:06

El sistema que permite a los productores norteamercanos cobrar ladiferencia entre los precios de garantía y el de su Condado puede tener efectosperversos para los precios de los países que, como Argentina, trabajan sin redde protección para sus agricultures.

El Loan Rate actuaba como sostén

Cuando el sistema de apoyo a los productores norteamericanos se basaba en elLoan Rate (L.R) el farmer que había tomado el préstamo a 9 meses tenía laopción de pagar su deuda y seguir en posesión de los granos, o bienentregárselos al Gobierno, al precio garantizado.

En los períodos que el mercado se colocaba decididamente debajo de losprecios oficiales, el Gobierno se enfrentaba la responsabilidad de tener queabsorber grandes volúmenes, que de esa manera salían del mercado, pasando aformar parte de las reservas oficiales que luego sólo se podía revenderrespetando determinados parámetros.

Esta operatoria actuaba como una especie de "precio sostén" nosólo para el productor norteamericano, sino que en la práctica también lo erapara el mercado internacional, dado la relevancia de EEUU como productormundial.

El Loan Defiency Payment trajo un cambio profundo

Con la Farm Bill de 1996 el Gobierno norteamericano introduce una novedad desuma importancia : Además del tradicional L.R., los productores tienen otraopción : renunciar al L.R., y obtener en cambio el L.D.P. por el cual cobraránla diferencia entre el precio fijado y el vigente en el condado donde seencuentre el producto.

El nuevo sistema le permite a los farmers tomar la diferencia al contado,pero se queda con el producto en su poder, y allí debe optar : o vendesimultáneamente la mercadería física, o por el contrario se queda longsiguiendo el curso del mercado.

De esta manera el Estado se "saca de encima" la obligación detomar los granos en pago, lo que en situaciones de fuerte depresión de preciospodía alcanzar volúmenes impensables.

Para tener una idea, en la última campaña casi un 97 % de la cosecha deSoja ingresó al sistema, y dentro de ellos, el 11 % tomó el L.R.( 7,7 mill/tt)y el 89 % el L.D.P( 62,6 mill/tt).

El L.D.P. actúa como un "Put" gratuito para los farmers

El sistema norteamericano le otorga a sus hombres de campo un sistema que leasegura, al menos, una rentabilidad razonable. En la práctica es nada más ninada menos que un "Put" gratuito, pues una vez que el mercado perforalos pisos de los precios establecidos en cada condado, ( Trigo u$s 94,80, Maízu$s 74,40 y Soja u$s 193,26 entre otros ) el USDA comienza a pagar la diferenciaa todo aquel que estando habilitado para hacerlo, la solicite. En la últimacampaña, el Estado norteamericano pagó en promedio u$s 17,26 por tonelada deTrigo, u$s 10,63 de Maíz y u$s 33,43 de Soja en concepto de LDP, totalizandounos u$s 5.000 millones nada más que en estos tres productos. En Octubrepasado, el Parlamento autorizó u$s 8.700 millones para el presupuesto 2.000para aliviar pérdidas que pudieran provocar los bajos precios del mercado.

El efecto dominó ...

Lo que resulta altamente beneficioso para los productores norteamericanospuede ser tremendamente dañino para aquellos que producen en países que, comoArgentina, no tienen ninguna red de protección para su producción primaria. Esmás, en situaciones de depresión de precios como las que venimos enfrentandodesde hace un par de campañas, el LDP provoca un efecto perverso.

Cuando el mercado se encuentra deprimido, sobreofertado y con escasasperspectivas de recuperación los productores habilitados toman el LDP y vendensimultáneamente sus granos, provocando una presión de oferta adicional quesigue tirando para abajo al mercado.

Esa sobre-oferta no afecta al productor de EEUU, porque en definitiva siguevendiendo a los precios oficiales puesto en su condado. A él el mercado ya no

Temas en esta nota

    Cargando...