Biotecnología: mercados tienden a diferenciarse

Por
27deJuniode2000a las08:34

Escribe Nanette Giovaneli Enviada especial a Rosario

Los productores ya comienzan a preocuparse por los cultivos transgénicos,¿es conveniente que prácticamente 90 por ciento de la soja nacional seatransgénica? ¿Tenemos mercados en dónde ubicarla? Estas preguntas seplantearon en el XXI Congreso Regional de los Consorcios Regionales deExperimentación Agrícola (CREA), realizado este fin de semana en Rosario,Santa Fe. «Se viene un grave problema y faltan regulaciones comerciales»,advirtió el analista agropecuario Daniel Miró al hablar sobre el impacto quelos Organismos Genéticamente Modificados (OGM) tienen en los mercados delmundo. Las variables «aceptación de los consumidores» y «regulacionesgubernamentales» fueron las principales en la charla que brindó Miró.

«Los consumidores van a pagar más por productos no modificados y losmercados se van a diferenciar, como ya pasó con Tokio», pronosticó elanalista. Si bien destacó la mayor capacidad de producción de los cultivostransgénicos, aconsejó que «hay que ser inteligente para ver qué producimos,de lo contrario vamos a pagar grandes costos. Aun las compañías másimportantes tienen que definir su política en base a las tendencias delmercado». Pero también dijo que la Cancillería tendría que proveerinformación respecto de las preferencias del mundo en relación a los alimentostransgénicos.

China

El tema fundamental es cómo va a ser la política agropecuaria de China,luego de su ingreso en la Organización Mundial del Comercio (OMC). Durante esteaño se exportaron 1,5 millones de toneladas de soja al país asiático, pero sideja de comprar transgénicos, entonces la oleaginosa caería entre u$s 10 y u$s15. Sin embargo, el especialista rescató que por el momento «en soja la UniónEuropea es ‘el mercado’». «Los científicos no se dieron cuenta delimpacto popular: los consumidores. Porque en la Unión Europea se tiene encuenta el rechazo del consumidor a los transgénicos y eso traba lasexportaciones», alertó y agregó que «por ahora sólo le vendemos maíz queya tienen aprobado y que no quieren comprarles a los Estados Unidos. Es un nichode mercado que hay que aprovechar». Al señalar la baja transparencia en elmercado, indicó que de seguir así «en el futuro va a ser inmanejable». Unmes después de la cosecha los molinos comienzan a pagar la calidad, «undiferencial de precio que muchas veces es manejado sólo entre comprador yvendedor». De esta manera Miró recomendó a los productores que se mantenganinformados en materia de comercialización, pero subrayó que «las normas delmercado las deberían fijar la misma administración pública, de lo contrario,cuando éstas no existen, el hombre de campo es el más perjudicado».

Información

El especialista puso especial hincapié en la inteligencia del mercado, esdecir en la información específica sobre tecnologías de producción, mercadosde futuros y opciones «temas que no interesaban a nadie y en los que ahora elproductor debe actualizarse». Ante la expectativa de la audiencia sobre lasperspectivas para el mercado sojero dijo que los precios tendrían que comenzara despegar, «va a tener que haber una corrección en los precios y en lademanda», pero si hay cosecha récord de soja y maíz en los Estados Unidos,como se espera, entonces el panorama se complica. Finalmente, aconsejó a losproductores que almacenen la soja, mientras observan qué pasa con la cosecha yla forma de comprar de China.

Temas en esta nota

    Cargando...