Crecería 44% la superficie de la colza en la Argentina

Por
28deJuniode2000a las08:20

Escribe Alejandro Ramírez Analista agropecuario

En la Argentina aumentaría 44% el área de siembra de colza o canola. Esteaño se sembrarían 39 mil hectáreas contra las 27 mil sembradas en el períodoanterior. En tanto, el estimado de producción sería de 61.100 toneladas contralas 42.700 producidas el año pasado, representando un aumento de 43%. Esteimportante aumento de área destinada a la oleaginosa en cuestión, confirma ladecisión de los productos nacionales en buscar nuevas alternativas deproducción rentables.

La colza tiene varias ventajas comparativas con otros cultivos.Principalmente los rindes año a año han ido mejorando, porque las semillas quese comercializan son de una calidad comercial superior. Hoy la canola rinde ennuestro país un promedio de 1.800 kilos por hectárea, llegando casos a los3.000 kilos. Siempre hablando de campos de secano, es decir, sin riegoartificial. Otra ventaja importante es que se puede sembrar en zonas que no sonaptas para otros cultivos, como son los campos en zonas marginales.

Beneficios

Al ser una oleaginosa de invierno, en la Argentina la cosecha se produce acontraestación de los demás países productores, trayendo beneficios en losvalores de su comercialización. La época de siembra es hasta fines de julio yla cosecha se realiza hasta los últimos días de noviembre. De esta forma losfletes para el movimiento de la zafra son más baratos, porque en esta épocalos camiones se encuentran con poco trabajo, a la espera de la cosecha triguera.También beneficia esta contraestacionalidad a las fábricas elaboradoras deaceites, ya que en la época que se cosecha la colza, las fábricas seencuentran inactivas. De esta forma se disminuiría la mentada capacidad ociosaque hoy tienen los industriales aceiteros nacionales.

«Otra ventaja es que la compra de la producción está asegurada...»comentaba con entusiasmo Horacio Bienzobas de Pergamino, en una reunión deproductores realizada en dicha ciudad. Y esto es porque los propios semillerosque venden la colza para la siembra, le dan al productor la posibilidad decerrar contratos con fábricas o exportadores, garantizándose así la compra desu producción. Recordemos que en otros tiempos, este tema fue el principalmotivo por el cual muchos productores dejaron de sembrar canola.

En relación con los valores a los cuales se vendería esta mercadería,existen múltiples variables, como ser un precio 20 dólares menor que el valorde la soja, o el valor equivalente al precio del girasol, en el momento de lacosecha. Además, después de la zafra colzera, se puede realizar un cultivo desoja de segunda, teniendo la posibilidad de rotación en los campos utilizados,haciendo un año trigo/soja y otro colza/soja. Todavía nos falta un trecho parallegar a las 46 mil hectáreas que se sembraron en el año 1992, siendo todavíarécord de área sembrada. Pero de darse los guarismos previstos, estaríamos enun récord de producción de los últimos 20 años.

Temas en esta nota

    Cargando...