Maíz GMO Brasil : Siguen los problemas

05deJuliode2000a las16:35

Nuevas medidas judiciales traban el ingreso del Maíz genéticamentemodificado, declarando no válido el dictamen técnico que autorizaba lasimportaciones para uso animal. Hay zonas del Nordeste con stock crítico.Importante declaración del Ministro de Agricultura sobre los cultivostransgénicos.

Un fallo rechaza la autorización de uso

En este intrincado "ping-pong" en que parece haberse convertido elproblema del ingreso de granos transgénicos en Brasil, hay una fuerteconfrontación entre los dictámenes judiciales que responden a accionesiniciadas por grupos ecologistas y ambientalistas, y la realidad del país queen poco tiempo más se quedará sin granos para alimentar a sus animales.

Un nuevo episodio muestra a un Juez Federal considerando no válida laopinión técnica que liberó la entrada de Maíz genéticamente modificado apedido del Instituto de Defensa del Consumidor, porque la misma fue emitida sinhaber realizado los estudios de impacto ambiental y porque no fueron elaboradaslas normas de seguridad alimentaria de los alimentos transgénicos. De ocurrirla descarga del producto cuestionado, el Juez determinó la intervención de laPolicía Federal.

Además prohibió a la Secretaria de Defensa Agropecuaria del Ministerio deAgricultura a que autorice la importación, descarga, transporte, cultivo oliberación en el medio ambiente de cualquier grano transgénico, inclusive elMaíz, y obliga a la CTNBio a anular el dictamen que autorizó el uso paraconsumo animal.

Recurren el fallo a instancia superior

El Ministerio de Agricultura presentó una apelación al fallo que impide elingreso de Maíz argentino y norteamericano al Brasil, con lo que se abre unimpasse en este tema, donde el tiempo se agota.

Intereses creados

El Ministro de Agricultura de Brasil, país que hasta el momento no sóloimpide la importación de GMO, sino que no permite a sus agricultores realizarsiembras transgénicas, efectuó una importante declaración porque pone aldescubierto que la vocación del Poder Ejecutivo brasileño es ir hacia lostransgénicos a pesar que en algún momento algunos Estados productores queríanaferrarse a los cultivos tradicionales como una manera de diferenciarse de susprincipales competidores, sobre todo en Soja y sacar alguna ventaja comparativa,que en la práctica no se distingue claramente.

Dice el Ministro que la verdadera razón de la polémica internacional conrelación a los transgénicos, es que Europa perdió el dominio de latecnología de producción de organismos genéticamente modificados (GMO) y usacomo pretexto la preocupación con la salud pública. Los europeos actúan pormedio de Greenpeace impidiendo que los países subdesarrollados detenten latecnología.

Difícil encrucijada

Por una parte están todas las disposiciones judiciales que al parecer elGobierno brasileño está respetando, a tal punto de haber recurrido los fallos,por otro está el informe técnico que autoriza la importación de OGM para usoanimal, y todo ello frente a la realidad que el Consumo tiene un déficit estatemporada de alrededor de 3,0 mill./tons.

La zona del Nor-Oeste es la más perjudicada en lo inmediato por estar muyalejada de los centros de producción del Centro-Sur que ahora están entrandoen su safrinha, o cosecha de invierno.

Esa región normalmente es abastecida con materia prima del exterior y nodisponen de forrajes sustitutivos para alimentar sus animales.

El tema es que no parece haber en el mercado mercadería certificada como notransgénica como lo exigen los dictámenes judiciales, y de aparecer algunaoferta, seguramente su precio tendrá una sustanciosa prima.

Ante esta situación los valores del Maíz en el mercado del Noroeste seestán recalentando. El grano argentino en Pernambuco ronda los u$s120/tt,mientras que trasladarlo desde los Estados del Sur les resulta a u$

Temas en esta nota

    Cargando...