Los pasos que dio Malasia para crecer

18deJuliode2000a las08:22

Llevó adelante una asociación estratégica entre el campo tecnológico yel sector agroalimentario

Es una de las economías emergentes más dinámicas de Asia y un destinoimportante para la Argentina

Pasó de ser exportadora de materias primas a vender manufacturas

Malasia es una de las economías emergentes más dinámicas de Asia,protagonista de un proceso acelerado de modernización industrial queposibilitó la transformación desde una economía netamente exportadora dematerias primas (caucho, aceite de palma, minerales, petróleo y derivados,etcétera) a una con fuerte presencia de bienes manufacturados en sus ventasexternas.

La crisis económica de 1997 encontró en Malasia una respuesta heterodoxa alos vaivenes monetarios de la región. Mediante una política de control decapitales externos, logró equilibrar la situación retomando la senda delcrecimiento a partir de 1999. El comercio exterior (US$ 131.000 millones en1998) supera en casi el doble al producto bruto interno (US$ 72.000 millones).Es considerada una economía abierta al comercio internacional, con un arancelpromedio del 9% en términos nominales. Además, el PBI per cápita asciende a3215 dólares.

Por su ubicación en el sudeste de Asia, es uno de los mercados másimportantes para la Argentina. Su importancia radica en:

La posición de economía dominante que posee en la subregión.

Su identificación con el proceso de integración económica subregional enel marco del área de libre comercio de la Asociación de Naciones del SudesteAsiático (Asean, en inglés), conocido como AFTA.

El ejercicio de liderazgo en la orientación del proceso expresado en laVisión 2020 como plataforma para la acción coordinada de las economías de lasubregión, en orden a crear un espacio económico integrado con altacompetitividad internacional.

Dotada de una particular propensión a reforzar las capacidades regionales dedecisión, Malasia desarrolla una visión crítica de un paradigma de ordenmundial fundado en valores occidentales.

Plano interno

En el nivel nacional, se destaca el objetivo gubernamental de generar unasociedad de conocimiento en el siglo XXI. Los objetivos en el mediano plazodefinen planes para la atracción de inversiones externas en diversos sectoresconsiderados estratégicos, con el fin de transformar el país en una economíade servicios y generadora de productos de alta tecnologías en las próximasdécadas.

Los sectores priorizados son informática, telecomunicaciones, asociacionesde capital intensivo aplicables a industrias de alta tecnología,investigación, desarrollo científico y técnico, agrotecnología y desarrolloaeroespacial. Los potenciales centros proveedores de insumos y know-how son laRepública Popular China, Taiwan, Holanda, Francia, Japón, Alemania, Singapur,Hong Kong e India. Respecto de la Argentina, su potencial interés en el cortoplazo radica en la compra de tierras para la producción de granos para consumoanimal, particularmente maíz. Malasia desea aumentar la importación de granospara alimentación avícola y adquirir experiencia en las distintas técnicas deproducción de acuerdo con el clima, tipos de suelo y calidad de granos.

La tendencia de consumo en Asia se orienta principalmente hacia las aves,vegetales y productos de mar. Este país importa anualmente entre US$ 250millones y 300 millones de maíz destinado a la alimentación animal, por lo queel potencial de oferta de la Argentina interesa sobremanera.

La oportunidad de ofrecer no sólo commodities sino también transferirtecnología constituye para nuestro país una opción de sumo interés quebrinda Malasia.

Desde el punto de vista de las oportunidades de asociación entre firmas deambos países, cabe destacar que compañías privadas malayas han creado enaquel país parques agrotecnológicos destinados a la experimentación yforma

Temas en esta nota

    Cargando...