Mal día para el Mercosur: Chile no se integrará

26deJuliode2000a las08:24

Un mal día vivió ayer el Mercosur. Quedaron congeladas las negociacionespor el ingreso de Uruguay y Paraguay al régimen automotor, con lo cual hay yamuchas posibilidades de que este sistema de comercio termine definiéndoseúnicamente entre la Argentina y Brasil. Pero hubo una noticia aún peor. Luegode muchas declaraciones diplomáticas a nivel presidencial que aseguraban queantes de fin de año se definiría el ingreso de Chile al Mercosur, ayeroficialmente este país reconoció que esta posibilidad es hoy algo remota, yque en realidad habrá que esperar más de cinco años para discutir seriamenteel tema.

En tanto, Uruguay y Paraguay están hoy virtualmente fuera de la PolíticaAutomotriz Común (PAC), que definieron a comienzo de año la Argentina y Brasilen Buenos Aires, y que impone para el 2006 un arancel externo común de 35 porciento para la importación de vehículos desde terceros países.

• Rechazo

Como más de 60 por ciento de los mercados paraguayo y uruguayo se nutren deautomóviles del sudeste asiático y europeos, la suba del arancel externo fuerechazada de plano y se reclamó un sistema diferencial. La idea de la Argentinay Brasil siempre fue no aceptar esta posibilidad y buscar la forma de incorporara los dos socios menores al nuevo régimen. Paraguay fue el más claro ydirecto. Presentó un estudio privado, paradójicamente elaborado por unindustrial coreano que trabajó para Hyundai, donde reclamaba que los dosmayores socios deberían compensar a este país con un pago anual «cash» dealgo más de 400 millones de dólares por ingresar a este régimen. Según eseinforme, que nunca llegó a manos de la Cancillería argentina o a Itamaraty,pero que siempre fue la base de la posición paraguaya, de ninguna otra maneraconvenía al gobierno de ese país firmar el ingreso. Por su parte Uruguayexpuso una posición bastante menos extrema.

En lugar de un pago en efectivo reclamó quedar temporalmente fuera delrégimen o con aranceles diferenciales.

Igualmente Brasil rechazó de plano las dos posibilidades, y la Argentinaacompañó la posición. Ayer todas las partes se volvieron a encontrar en SanPablo. Por la Argentina concurrieron el secretario de Relaciones EconómicasInternacionales, Horacio Chighizola, y la secretaria de Industria, DéboraGiorgi. Por Brasil concurrió el ministro de Industria, Hélio Mattar, y elembajador plenipotenciario para el Mercosur, José Botafogo Gonçalvez.

Luego de casi seis horas de debate, el encuentro resultó infructuoso y no sellegó a ningún avance concreto. Incluso se suspendió la posibilidad decontinuar hoy con las negociaciones, con lo cual prácticamente se volvió alpunto cero.

Ahora, seriamente, la Argentina y Brasil deben estudiar la posibilidad decomenzar el régimen automotor en soledad, ya que según lo firmado, esteacuerdo rige desde octubre próximo y no habría tiempo para continuarnegociando con los socios menores. Para cualquier diplomático que haya seguidode cerca el proceso de integración sabe que esta salida es como perder lavirginidad, ya que sería la primera vez que los intereses particulares de unsocio (aunque en este caso sean los dos mayores) están por encima del interésde una unión común.

La segunda mala noticia es en realidad un blanqueo de lo que todos hablan,pero hasta ahora, por cuestiones diplomáticas, se mantuvo reservado. Chilerecién podrá estudiar seriamente incorporarse al Mercosur como socio plenomás allá del 2005. Tanto Fernando Henrique Cardoso como Fernando de la Rúa yel chileno Ricardo Lagos habían asegurado, quizá compitiendo por la visiónmás optimista, que el ingreso chileno al bloque comercial era inminente.

• Advertencia

Ayer el director de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancilleríatrasandina, Osvaldo Rosales, enfatizó que la entrada plena del país al bloqueregional no significará detener la dinámi

Temas en esta nota

    Cargando...