Desarrollan proyecto de riego en Formosa

11deAgostode2000a las08:16

Formosa (enviado especial) - El gobierno provincial lanzó recientemente unproyecto de experimentación de cultivos que consiste en acumular y canalizar elagua que desborda el río Bermejo con el fin de utilizarla a través de sistemasde riego que fueron importados de Israel. El objetivo del gobierno local esbrindar facilidades a los productores y fomentar inversiones agropecuarias enuna región que posee un gran potencial agropecuario, además de la posibilidadde convertirse en un gran corredor económico y turístico del Mercosur.

El proyecto, denominado Centro de Validación de Tecnologías Agropecuarias(CEDEVA), está ubicado al oeste de Formosa, en Laguna Yema y es llevadoadelante por un grupo de técnicos que trabajan para el gobierno provincial.«La principal dificultad que presenta la zona es la falta de agua, dado que enla provincia no hay agua potable, ni napas de buena calidad por lo que hay queservirse del agua de los arroyos, de los esteros, lagunas o de las represas quejuntan agua de lluvia. Entonces se pensó en aprovechar esa circunstancia ydesarrollar la primera represa de llanura en la Argentina y la segunda enAmérica, haciendo un terraplén de piedras alrededor de la zona original de lalaguna para que cuando desborde el río Bermejo el agua entre por los caucessecos de los arroyuelos y se acumule», explicó a Ambito Financiero elcoordinador general del programa, Jorge Balonga.

Esta represa -enmarcada en el Complejo Hídrico Río Teuco-Laguna Yema-permite una acumulación de 270 millones de metros cúbicos de agua, que en elfuturo llegará a 400 millones de metros cúbicos. De ella parte un canal de 90kilómetros de extensión que lleva 10 metros cúbicos de agua por segundo, cuyoobjetivo es irrigar los campos aledaños de la manera más eficiente posible. Alrespecto Balonga explicó que, para aprovechar este recurso hídrico, «en 1996se firmó un convenio con Israel -líder en experimentación y aplicación desistemas de riego en tierras de escasa irrigación natural- por el cual estepaís aportó un grupo de técnicos que hicieron una serie de estudios en lazona y definieron que, al no haber antecedentes en la región, debía hacerse uncentro de validación de tecnología. No hacemos investigación aplicada comohace el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), sino que sólollevamos a la práctica tecnología ya existente en el mundo».

Plagas

En la región, que tiene la ventaja de no tener antecedentes de cultivos, conlo cual las principales plagas no existen, se están cultivando cítricos(mandarinas clementinas finas, atsumas y novas y pomelos blancos sin semilla);algodón transgénico; maíz (dos cosechas por año, en lotes de 10 milhectáreas por 10 mil kilos); trigo (alrededor de 4.000 kilos); soja; porotonegro; hortalizas (cebolla dulce); sandías y melones (más de 600 hectáreas);choclos dulces; y frutales.

A su vez, Balonga también explicó que «lo que se realiza en CEDEVA sonparcelas semicomerciales, para experimentar los mismos problemas que tiene elproductor y ver cuál es el rendimiento real que podemos sacar. Es cuestión deque el inversor no corra tanto riesgo y no pruebe sobre su bolsillo. Hay unmonitoreo constante de los inversores para apoyarlos».

El programa CEDEVA es el único de la Argentina que se dedica a validaciónde tecnología de riego y posee todos los sistemas que hoy se puede conseguir enel mercado, cuyos equipos fueron diseñados especialmente en Israel. En estemomento, hay dos líneas de inversores que están aprovechando el apoyo de estecentro.

Por un lado está la empresa australiana LIAG que tiene un proyecto dedesarrollo por alrededor de u$s 42 millones con 18 mil hectáreas, de las cualesya posee 6 mil desmotadas, 300 hectáreas de trigo y 300 de sorgo. Tambiénestá la empresa Unitec Agro, del grupo Eurnekian, que ha iniciado el desmote de2.800 hectáreas para cultivo, sobre un total de 26 mil

Temas en esta nota

    Cargando...