Las pérdidas en carnes llegarán a US$ 130 millones

15deAgostode2000a las08:40

Esa cifra corresponde a exportaciones que dejan de concretarse, según uncálculo privado

Se frena el incremento sostenido de las ventas externas de carnes frescas

México, Japón y Corea del Sur retrasarán la apertura de sus mercados

Cautela en la industria frigorífica

La aparición de ganado con anticuerpos del virus de aftosa -no con laenfermedad declarada- le representará al país pérdidas de ingresos por unos130 millones de dólares.

La estimación, realizada por un especialista privado de primer nivel quepidió mantener su nombre en reserva, considera la tasa anual de incremento deexportaciones de carnes frescas a Estados Unidos y a Canadá. Esa cifra equivalea más de un tercio de las exportaciones totales de carne de 1999.

A esa merma de ingresos debería sumarse el retraso en la apertura de losmercados de México, Japón y Corea del Sur, tres países que todavía no dieronpor válido el reconocimiento que le otorgó la Organización Internacional deEpizootias (OIE) a la Argentina como país libre de aftosa sin vacunación.

Los exportadores, en tanto, evalúan que el perjuicio económico sólo sesentirá en el corto plazo y que es preferible enfrentar esto antes que lapérdida definitiva de los mercados norteamericanos.

Coinciden en el apoyo incondicional al Servicio Nacional de Sanidad y CalidadAgroalimentaria (Senasa), aun a costa de suspender embarques, reubicar conurgencia la producción exportable y hasta organizar campañas de promociónpara cuando este episodio finalice.

"Las resoluciones tomadas demuestran que para la Argentina laresolución del problema sanitario es asunto serio, son gestos deresponsabilidad internacional.

El costo financiero que enfrentamos es infinitamente menor en relación conel beneficio futuro", explica Javier Martínez del Valle, titular de laAsociación de Productores Exportadores.

El empresario estima que las pérdidas por la inmovilización de la haciendadurante 21 días y la suspensión de los remates "no tienen comparacióncon el esfuerzo económico que hicimos durante diez años para erradicar laaftosa".

Según Martínez del Valle, quienes más sentirán el perjuicio comercialserán los productores que participan de los programas de carne certificada, quedesarrollan las asociaciones de criadores de Angus y Hereford.

"Habrá que elaborar un plan de promoción para el día después. Estoyseguro de que los mismos consumidores reclamarán los productos made in llanurapampeana", subrayó.

Postergación

Luis Piñeiro Pacheco, al frente de Prinex SA, que reúne a 42 productoresque accedieron a 120 toneladas de la cuota Hilton y a 96 toneladas de la cuotaamericana, asegura que, por más restrictivas que sean las medidas del Senasa,su apoyo es absoluto. "Es necesario que el Gobierno transmita seguridad enla resolución del problema."

Cuando se anunció la suspensión de los envíos a Estados Unidos, la empresaestaba a punto de presentarse a una licitación para abastecer cruceros querecorren el Caribe y se anticipaba a la apertura del mercado mexicano tejiendovínculos con potenciales compradores. Esas gestiones quedaron en la nada.

"Estamos preocupados, pero confiados en la marcha de losacontecimientos. Según nos informaron, los 30 contenedores que estaban en viajeal anunciarse la interrupción del comercio serán aceptados si cumplen con losrequisitos de trazabilidad (seguimiento de su historia sanitaria).

El titular del Senasa llevó a Estados Unidos la documentación necesariapara asegurar la calidad de esos envíos", apunta Mario Darío Ravettino,gerente de la Cámara de Frigoríficos Regionales de la Provincia de BuenosAires.

El empresario explicó que "los clientes están seguros de que elproblema sanitario es momentáneo y deslindan la posibilidad de que se expandael contagio del

Temas en esta nota

    Cargando...