Pensar en los que no llegan a las góndolas

Por
18deAgostode2000a las09:23

Hay un claro enfrentamiento entre lo que pretenden los productores y laspolíticas que dictan, en general, los gobiernos del Mercosur respecto de lassemillas transgénicas. El seminario dejó muy en claro que los productoresestán a favor de la utilización de los organismos genéticamente modificados(OGN) y que naciones como Brasil y Paraguay frustran a sus agricultores, porqueles prohiben utilizarlos.

Al respecto, en uno de los paneles del encuentro tuvieron la palabra losproductores y fue clara la posición del representante de Paraguay, LuisCubillas Ramos, y de los brasileños Claudio Macagnan y Manoel Pereira.

"Temo que nos esten obligando al retraso tecnológico", se quejóel paraguayo mientras hizo un amplio repaso de la situación en su país y pusomucho énfasis en las pruebas que esta realizando Monsanto con cerca de unadecena de variedades de soja, con la expectativa de comercializarlos a partirdel 2002.

Cubillas Ramos advirtió que hace 15 días la secretaría de Agricultura desu país "sacó una resolución que prohibe el uso de material transgénicopara comercialización".

Sin jugarse tan a fondo como su colega paraguayo, los brasileños, a suturno, hicieron un amplio repaso de lo que sucede con los transgénicos enBrasil, especialmente en el Sur, donde se sabe que hay siembra de soja RR, cosaque también ocurre en Paraguay.

Los brasileños tuvieron una posición más moderada y advirtieron que elimpedimento judicial, por una causa que inició Greenpeace, tiene atado de piesy manos a su gobierno para tomar determinaciones, debido a que la Justiciaprohibió la utilización y comercialización de productos transgénicos en todoel territorio brasileño.

A su turno, Rogelio Fogante, uno de los pioneros en la utilización de lasiembra directa y productor de 20.000 hectáreas, habló en nombre de losproductores argentinos. Destacó las bondades de los cultivos con semillasgenéticamente modificadas y dejó una frase que pegó muy fuerte en elauditorio: "No será que nos estamos ocupando demasiado de los que puedeelegir en la góndola (por los consumidores y el etiquetado) y nos estamosolvidando de quienes ni siquiera puede llegar a las góndolas". Un cerradoaplauso coronó su reflexión.

Temas en esta nota

    Cargando...