Machinea admite que están en riesgo las metas fiscales

18deAgostode2000a las09:41

Pero sostuvo que mientras el incumplimiento no resulte excesivo, no esrelevante

En forma implícita reconoció que el desvío podría ser de 500 millones

Y que la inversión no crece por falta de expectativas

Afirmó que el FMI confía en las autoridades económicas del país

BIGSKY, Montana (EE.UU.).- José Luis Machinea está apurado porque el extitular de la Reserva Federal Paul Volcker lo espera para subir en la aerosillaque nace en el Big Sky Resort. Parece ser su única preocupación a tantoskilómetros de Buenos Aires. En una entrevista que concedió a La Nación y aClarín, el titular de Economía consideró que "no es relevante" sila Argentina se excede demasiado de la meta fiscal acordada con el FondoMonetario Internacional (4700 millones este año), aclaró que no se puedeobtener un paquete de ayuda multimillonario, admitió que la inversión no crecepor un problema de expectativas y sentenció que no hay margen para cambiar lapolítica de austeridad, aunque el próximo sea un año de elecciones.

-¿Están renegociando o no con el FMI?

-Es poco relevante si la Argentina negocia 500 millones más en la meta; elproblema sería si la Argentina tuviera problemas en la relación con el Fondo,y esto no pasa. También sería preocupante si la Argentina tirara la chancletacon el nivel de gastos, pero tampoco es el caso: estamos alrededor de 300 o 400millones de pesos por debajo del gasto que acordamos con el Fondo y por debajode lo que nos autoriza el presupuesto.

-¿No sería una señal más positiva sobrecumplir que pasarse del tope?

-La Argentina tiene una conducta fiscal muy dura por el lado del gasto,aunque los ingresos no vinieron en el nivel esperado porque la actividadeconómica creció menos que lo previsto. No tiene sentido, entonces, que sifaltan 300 millones se intente un nuevo ajuste para llegar. Por eso, si hay undesvío, será pequeño. Más aun, en los mercados se espera que el déficit seade 5500 o 6000 millones, pero estaremos por debajo, así que no habrásorpresas.

-¿Cómo es la relación con el Fondo?

-Muy buena desde el principio, y hubo mayor confianza cuando se vio quehacemos lo que prometemos.

-Tal vez los mercados esperan que las reformas se concreten.

-Puede ser, pero terminó la distorsión en la promoción industrial, hicimosla reforma laboral, la desregulación de las telecomunicaciones sale la semanapróxima y la competencia entre las obras sociales y las empresas de medicinaprepaga no se podía hacer de un día para otro porque los actores no estabanpreparados.

-La percepción es que la Argentina debería tener un colchón como el querecibió México en el tequila...

-Me encantaría tener 20.000 millones de dólares, pero no existe manera deconseguirlos. Cuando hubo un paquete, como en México, Corea y Brasil, fue paradetener crisis ya lanzadas. Nadie tiene esa sensación sobre la Argentina.

-¿Por qué la economía no arranca, a diferencia de Brasil o de México?

-Se habla de la competitividad, pero lo peor ya pasó y el mundo estácreciendo al 4%. Las exportaciones argentinas crecen al 14% y dejan espacio paraque el resto de la economía crezca. En cambio, es cierto que hay un problema deexpectativas, pero vamos a estimular la demanda privada y seguiremos siendo lomás coherentes posible en la política económica. Además, hay indicadorescomo la producción industrial que muestran que no es cierto que la economíaesté parada.

-¿La inversión no aumenta por falta de confianza o de rentabilidad?

-Por las dos cosas. La inversión vinculada con el mercado interno espera quecrezca la economía para concretarse. Pero hay otro tipo de inversión ligada ala exportación, como en las automotrices y en el sector del aluminio, que seadelantó.

-¿Se pueden dar señales para tranquilizar a los mercados por más tiempo?

-El crédito con el Fond

Temas en esta nota

    Cargando...