Proyectan aumentar el precio sostén de los granos en EE.UU.

Por
12deSeptiembrede2000a las08:54

Los productores de ese país piden incrementar el valor asegurado del trigo yel maíz

El alza provocaría una depresión de los valores internacionales

Analistas locales dicen que la iniciativa afectaría especialmente a laArgentina y a Brasil

"Está claro que va a necesitarse más dinero..." Con estaafirmación, el secretario de Agricultura de los Estados Unidos, Dan Glickman,anticipó no sólo una nueva escalada de los subsidios agrícolas en ese país,sino también una suba de los precios sostén del maíz y el trigo.

Por lo pronto, según especialistas locales, esto provocará una caída delos precios internacionales de los granos y afectará directamente a losproductores de la Argentina y de Brasil.

El proyecto para incrementar los subsidios -consignó un cable de la agenciaReuters- fue presentado recientemente por la National Farmers Union -la entidadagropecuaria más grande de ese país- y cuenta con el apoyo de Glickman paracomenzar a instrumentarlo a partir de 2002, cuando expire la ley Freedom ToFarm.

"Es destructivo para el agro argentino porque deprime los precios de losgranos", opinó Eduardo Leguizamón, presidente de Nidera, una compañíamultinacional dedicada, entre otras cosas, a la exportación de cereales. ParaLeguizamón, esta política norteamericana apunta directamente a sacudir losmercados de nuestro país y de Brasil, pues son los dos grandes competidores delos Estados Unidos en el concierto mundial del comercio de cereales.

"Esto demuestra la hipocresía de la globalización y el libre mercadoencumbrados por los norteamericanos", asestó Leguizamón, respecto deldoble discurso acerca de la eliminación de los subsidios divulgado por esepaís. Pero, en realidad, según los analistas locales, lo peor del caso es lasuba de los precios sostén del maíz y el trigo. Desde hace tres años, elgobierno norteamericano les asegura a sus productores unos 193 dólares portonelada producida de soja.

Esto, sumado a los grandes volúmenes de las cosechas sojeras, provocaron elabrupto deterioro de las cotizaciones internacionales, según expresóLeguizamón. Ahora, el nuevo plan es extender esas facilidades a otrosproductos. Así, los productores norteamericanos reclaman llevar el actualprecio sostén del trigo de 94,80 a unos 124,95 dólares la tonelada y el delmaíz de 74,40 a 86,60 dólares la tonelada.

"Es un balde de agua fría y una mala señal para encarar las próximasnegociaciones de la Organización Mundial del Comercio (OMC)", expresóErnesto Liboreiro, director del Instituto de Negociaciones AgrícolasInternacionales, a propósito del próximo encuentro mundial -a fines de mes-,tras del fracaso de la cumbre de Seattle, en 1999.

"Agrega una vuelta de tuerca -consignó Liboreiro- y demuestraclaramente la posición norteamericana frente a los subsidios: por un lado dicenuna cosa y por el otro hacen otra."

Resulta indudable que estos acontecimientos repercutirán a mediano plazo enla estrategia de siembra diagramada por los productores agrícolas argentinos."En concreto, disminuirá el incentivo para sembrar maíz y trigo. Encambio, podría revertirse la tendencia negativa en cuanto a la soja",explicó Liboreiro.

El analista privado Pablo Adreani de Agripac consideró que un aumento de losprecios sostén "sería un hecho grave", pues los norteamericanosesperan una serie de cosechas récord.

Al parecer, la competencia electoral en los Estados Unidos por obtener elvoto agrícola motivó un pedido de entre 5000 y 6000 millones de dólares parasubsidios por parte de los agricultores norteamericanos. Esto se suma a los22.000 millones de dólares aprobados hace pocos meses en forma rampante por elcongreso de los Estados Unidos.

Temas en esta nota