Aftosa: Paraguay comenzó a vacunar 5 millones de cabezas

13deSeptiembrede2000a las08:02

Este anuncio oficial beneficia estratégicamente la postura política de laArgentina.

MONTEVIDEO.- La Argentina recibió ayer la noticia más importante desde quese desató la crisis de la aftosa: Paraguay anunció en esta capital quecomenzó oficialmente a vacunar los 5 millones de cabezas que ocupan la zona defrontera, y que luego extenderá la inoculación a todo el país.

La novedad se conoció durante la reunión de los representantes de sanidadanimal de los países del Mercosur (Uruguay, Paraguay, Brasil y la Argentina),Chile y Bolivia.

Durante el encuentro, que duró siete horas, cada país expuso su situaciónsanitaria respecto de la aftosa. En ese contexto, el representante de laOrganización Internacional de Epizootias (OIE) para América del Sur, EmilioGimeno, participó como observador.

Además de la actualización sobre ese flagelo que afecta los rodeos vacunos,también se discutió sobre cómo se procederá de aquí en más para evitarestas crisis sanitarias. Ya hay un concepto muy claro: aquí no está en juegola imagen de un país en el comercio mundial de carnes, sino la de todo el ConoSur.

Por eso se entiende la preocupación de Uruguay, que hace más de una décadano tiene focos de la enfermedad y está al margen del problema actual, y lafirme posición que sigue manteniendo la Argentina contra Paraguay, porque aquívolvieron a observarse las diferentes posturas que sostienen ambos países sobreel origen del virus de la aftosa.

Posiciones encontradas

Mientras el presidente del ente sanitario de Paraguay, Luis Acuña, estabasatisfecho por los resultados de esta reunión y destacaba la importancia deintegrar la política de los países y actuar con transparencia, el directorargentino de Sanidad Animal, Alberto Pecker, respondía: "No hay quebastardear la palabra transparencia".

Sencillamente, la Argentina sigue desconfiando de Paraguay, pero no encuentraeco en el resto de la región para fortalecer su punto de vista.

De todos modos, que Paraguay haya iniciado la vacunación, algo que laArgentina sí le cree, es, estratégicamente, un gran avance para nuestro país.

Como explicó Pecker, "la vacunación es la mejor forma de prevenir laaftosa". Además, el reconocimiento oficial de que Paraguay reinició lavacunación (la última la aplicó en julio del año pasado), permite que sepueda crear en frontera una zona "bufer".

¿Qué significa esto? "Que se permite la vacunación como medidasanitaria para evitar el rebrote de la enfermedad y está autorizado por elcódigo zoosanitario internacional", explicó Gimeno.

Esto es lo que siempre quiso la Argentina y nunca pudo lograr, porqueParaguay se negaba a reconocer que tenía la enfermedad y dejó de vacunar.

La reunión de ayer, realizada en el Ministerio de Ganadería, Agricultura yPesca uruguayo, se extendió mucho más de lo pensado, tanto es así que losrepresentantes paraguayos tuvieron que partir antes de que concluya elencuentro, casi corriendo, para no perder el último vuelo a Asunción, y losargentinos postergaron tres veces su regreso a Buenos Aires.

Uno de los motivos del inesperado atraso fue la redacción de un documento enel que se revisaron hasta las comas antes de darlo a conocer.

La síntesis escrita trasluce la intención de relanzar el CentroPanamericano de la Aftosa (Panaftosa) e integrar a todos los países del ConoSur en una lucha común contra la enfermedad. También incluye una revisión delo que sucede en cada país y se menciona, por ejemplo, que en el sur de Brasilya se registran 21 focos en el área de Jóia y municipios vecinos.

Más vacas ilegales

Otro de los representantes argentinos en esta reunión fue LeonardoMascitelli, director de Tráfico Internacional, quien confirmó a La Nación quela semana última se descubrió el ingreso de dos bovinos en fo

Temas en esta nota