China levantaría la suspensión que aplicó a las carnes argentinas

Por
14deSeptiembrede2000a las08:42

El gobierno de la República Popular China enviará la próxima semana aBuenos Aires un grupo de científicos para analizar los casos de serologíapositiva detectados en la zona fronteriza y, si los resultados son favorables,podría levantar la suspensión que aplicó sobre posibles compras de carnesargentina.

"Esperamos el intercambio de opiniones entre los técnicos de ambospaíses y si ellos aceptan que en la Argentina no hay aftosa, estará autorizadoel ingreso de carne vacuna a China", dijo ayer el secretario de Agriculturay Ganadería, Antonio Berhongaray.

Por ahora, China resolvió mantener libre la compra de lanas lavadas ycarbonizadas, tiras de lana, cueros húmedos y secos y cachemira lavada, ya queno encuentra peligro alguno de que contengan el virus de la aftosa.

En cambio, las denominadas "lanas sucias", deberán esperar lo quedictaminen los científicos chinos.

El anuncio fue realizado al término de la reunión que los presidentesFernando de la Rúa y de China, Jiang Zemin, mantuvieron en el Palacio delPueblo.

Los encargados de efectuar ese anuncio a la prensa fueron el cancillerAdalberto Rodríguez Giavarini y Berhongaray.

La delegación argentina había desplegado una acelerada negociación, queincluyó un viaje anticipado a esta ciudad de Berhongaray y el embajador enChina, Federico Barttfeld, con el fin de cambiar la rígida posición deBeijing, anunciada poco antes de la llegada del presidente De la Rúa, lo quecausó malestar al Gobierno argentino.

"Con la inspección científica todo se puede arreglar", señaló aDe la Rúa su par Zemin, quien aclaró que "no vamos a establecerobstáculos artificiales en la venta de carnes". China, en realidad, nohabía comprado aún carnes argentinas, por lo que el anuncio de la suspensiónpodía ingresar dentro de la problemática política.

En cuanto a los cueros, la Argentina vende a China 100 millones de dólaresanuales, mientras que por lanas se obtienen 20 millones.

Rodríguez Giavarini detalló que De la Rúa le garantizó a Zemin que laArgentina "está libre de aftosa".

Berhongaray, a su turno, aclaró, sobre las posibilidades de compras chinasde carne, que "es un tema que hay que trabajarlo".

"Una cosa es abrir el mercado y otra es ganarlo", sostuvo, ya queChina tiene otros vendedores.

El tema de la aftosa estuvo en la ronda de conversaciones que De la Rúa yZemin mantuvieron ayer durante más de una hora.

Según trascendió, De la Rúa le explicó a su colega que en la Argentina"se exageraron las medidas de prevención" y que "Chinasuspendió importaciones que no existían, por lo que todo puede encuadrarsecomo una anécdota". (DyN)

Temas en esta nota